1479903741_450_1000.jpg

Los peatones con la mirada en el móvil son un problema, y este scooter autónomo quiere ser la solución

En varias partes del mundo nos podemos encontrar gente que va caminado sin poner atención a su entorno, ya que toda esa atención está centrada en su smartphone donde van consultando cualquier tipo de información. Esto se ha convertido en un problema debido al aumento en la tasa de accidentes relacionados con esta actividad, y aquí Singapur es el primer país que quiere frenar esto.

La Universidad Nacional de Singapur (NUS) acaba de desarrollar un medio de transporte personal, el cual está enfocado a aquellas personas que desean ignorar el camino mientras caminan por estar mirando el móvil (sí, en serio), ya que se trata de un scooter equipado con sistemas de conducción autónoma que será capaz de llevar a su destino a una persona sin sufrir un accidente, o al menos eso es lo que aseguran.

Mirar el móvil mientras caminan, una actividad de riesgo es Singapur

En el desarrollo de este vehículo interviene el MIT y consiste en un diseño monoplaza eléctrico de cuatro ruedas, el cual es capaz de soportar hasta 50 kilogramos y desplazarse a una velocidad de hasta 6 km/h. En la parte de los sistemas de conducción de autónoma, se apoya de sensores láser que identifican el entorno para que en caso de un obstáculo, el vehículo se detenga y busque una ruta alterna.

Singapur es uno de los países con más desarrollos activos dentro de la conducción autónoma, ya lo veíamos hace unos días con el estreno de sus taxis autónomos, los cuales se apoyan en parte de la tecnología usada dentro de este scooter, ya que el sistema de mapeo 3D ha dado muy buenos resultados y ahora buscan usarlo en otro tipo de entornos.

Scooter autónomo

Gracias a su tamaño, este scooter es capaz de moverse por vías estrechas y su uso ha sido probado dentro del campus de NUS con buenos resultados, ya que sólo se necesita trazar la ruta en una tableta conectada al GPS y dejar que el vehículo nos lleve a nuestro destino. Sin embargo, aún hay un problema que no han logrado resolver, ya que en ciertos escenarios el vehículo se frena y no es capaz de encontrar una ruta alterna, por lo que necesita la intervención de usuario.

Hasta el momento se trata de un proyecto y no hay planes para comercializarlo a medio plazo, ya que el objetivo es mejorar el diseño y los materiales, además de hacerlo más asequible, ya que a día de hoy su fabricación y mantenimiento es más elevado que el de un coche pequeño.

Vía | Reuters


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales