Los nuevos sensores de Samsung permitirán diseñar teléfonos más delgados y sin protuberancias

En el mercado hay actualmente tres fabricantes que destacan en el costado de la fotografía móvil. Son Apple, Google y Samsung, tres marcas que están consiguiendo unos resultados increíbles a nivel de detalle y capacidad fotográfica, aunque los tres están limitados por el diseño de la cámara, ya que en todos los casos el teléfono ofrece una protuberancia en veterano o beocio cantidad. Pero parece que Samsung está preparando unos sensores de imagen que permitirán comprimir al mayor las dimensiones del teléfono.

Uno de ellos es el Fast 2L9, un sensor de 12 megapíxeles con tecnología Dual Pixel encargada de acelerar el autoenfoque y píxeles de 1,28 micrómetros (ayer de 1,4). Esto significa que los teléfonos que monten este nuevo sensor enfocarán todavía más rápido de lo que lo hacen los actuales Note 8 o Galaxy S8, permitiendo adicionalmente sitiar el enfoque y rastrear objetos en movimiento. Samsung promete que todo esto además funcionará en condiciones de desprecio luz, prometiendo que su próximo teléfono no tendrá protuberancias y será capaz de ofrecer finalidad bokeh con una única cámara.

Por otro costado, tenemos el ISOCELL Slim 2X7, que como su nombre correctamente indica se encargará de conseguir terminales con diseños más delgados con una resolución de 24 megapíxeles. Es el primer sensor para móviles con un tamaño de pixel por debajo de 1 micrómetro (aparentemente 0,9), poco que permite aminorar las dimensiones del captor, pero manteniendo los niveles de ruido y fidelidad de color intactos. Otra de las prestaciones de este sensor es que está pensado para conseguir grandes resultados con poca luz. Para ello combina píxeles cercanos para que funcionen como uno solo, aumentando así la sensibilidad, el resultado serán imágenes de beocio resolución, aunque en condiciones favorables siempre podremos disparar a 24 megapíxeles.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales