Los neandertales ya conocían de forma intuitiva los analgésicos o la penicilina

Reconstrucción del posible aspecto de un Neandertal.

Los neanderthales no eran conocidos precisamente por cepillarse los dientes. Es una suerte que sea así, porque esa desliz de higiene es lo que nos está permitiendo estudiar su dieta. Los últimos hallazgos al respecto arrojan claves inesperadas sobre esta especie de hominidos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Adelaida, en Australia, ha realizado un estudio de ADN sobre la placa de sarro que cubría los dientes de tres ejemplares de Neanderthal separados entre sí por casi nada 1.000 kilómetros. Dos de ellos pertenecen al criadero de El Sidrón, en Asturias. El otro procede de Bélgica.

El resultado es sorprendentemente diferente. El Neanderthal de Bélgica era eminentemente carnívoro. El descomposición de la placa de sus dientes reveló carne de oveja, de rinoceronte lanoso y setas. Los ejemplares de Asturias, en cambio, eran aparentemente vegetarianos. No hay huella de carne de animales en sus dientes.

Si este zaguero hallazgo es extraño, más lo es aún el hecho de que uno de los ejemplares de El Sidrón muestra indicios de haberse automedicado. El ADN bacteriano en sus dientes refleja que en algún momento tuvo una robusto inflamación en la boca, y que además tuvo un parásito intestinal que le ocasionó una gastroenteritis importante. En la dentadura de este desafortunado neanderthal, el equipo de Adelaida ha enemigo trazas de ácido acetilsalicílico (el componente de las modernas aspirinas) provenientes del sauce, así como rastros de hongo penicilium.

Se diría que este ejemplar concreto conocía los bienes analgésicos del sauce, así como los bienes antibióticos de la penicilina en algunos hongos. El problema es que es impracticable aprender si tenían estos conocimientos de medicina, si simplemente sabían instintivamente que masticar ciertas plantas les haría sentirse mejor, o es una absoluta casualidad.

El hecho de que solo el homínido enfermo tenga esos rastros apunta a la primera opción, pero no se puede aprender con seguridad. Además, está el problema de que las muestras de comida en la placa dental suponen casi nada un 0,3% de su masa. Es complicado difundir con ese porcentaje. Desde luego, las evidencias apuntan a que los hombres de Neandertal eran más sofisticados de lo que suponíamos. [vía New Scientist]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales