Los chicos del MIT han metido todos los muebles de la casa en una caja robótica que cuesta 10.000 dólares

Todo el moblaje en un mismo punto, que se transforma, esa es la idea que había detrás de CityHome, presentada allá por 2014. Hoy ese plan ha poliedro un paso de coloso para convertirse en un producto vivo, con el MIT Media Lab como principal responsable.

Presentado como una decisión para apartamentos pequeños, el nuevo sistema ha sido renombrado como Ori Systems, que conocimos en un estado bastante final el año pasado. Básicamente estamos en presencia de un mueble modular que cambia de forma con solo pulsar el capullo adecuado, o con un comando de voz.

El “mueble” se pone adecuado en forma de reserva en ciudades como Nueva York, Chicago, San Francisco y Boston, al módico precio de 10.000 dólares.

Ok2a9703

Los apartamentos pequeños se están haciendo más populares, estas soluciones son bienvenidas

En la parte de diseño tenemos a otra empresa reconocida, las líneas y módulos corren a cargo de Fuseproject, de Yves Behar.

El mueble robótico se puede metamorfosear en un montón de cosas aperos: oficina, dormitorio o salón, con sus cajones y lugares de almacenamiento. Todos los rudimentos que se mueven lo hacen con electricidad, no hace desatiendo más que un cable para dar vida al conjunto completo.

Existen dos opciones o tamaños,“Ori Full” y “Ori Queen”, la diferencia principal está en que la segunda incorpora un sofá. Este tipo de cosas es mucho mejor conocerlas en funcionamiento:

Construidos con madera contrachapada, los sistemas Ori pesan poco y llevan ruedas para moverse por la habitación. En el caso de que no haya electricidad, es posible configurar las partes y movimientos de forma manual.

Ori Systems ha estado siendo probado en forma de prototipo por Airbnb en Boston durante el postrero año, con buenas críticas, llegó el momento de convertirse en un producto vivo. Eso sí, el precio se nos antoja demasiado stop.

Ok2a9471

En todo este tiempo se ha estado trabajando en una interfaz de sucesor mejor, que se puede usar desde un compensador propio, una aplicación de teléfono móvil, o mediante comandos de voz a Alexa y el dispositivo Echo.

Se van a producir inicialmente 1.200 unidades, con la intención de traicionar a empresas más que a particulares. Pronto saldrán de Estados Unidos, con los mercados asiáticos en el punto de mira. Os dejo con dos galerías para que conozcáis las diferencias entre los dos productos:

Más información | Ori Systems


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales