lo que sabemos y esperamos del aspirante a competir con el Model 3

La presentación del Model 3 es una buena comunicación para Nissan, o por lo menos eso dijo la semana pasada su vicepresidente corporativo Joji Tagawa. Y es que con empresas como Tesla haciendo que todos le prestemos atención a los coches eléctricos, otras empresas que apuestan por el sector como Nissan consiguen el armario que necesitan para mostrar sus alternativas.

Y precisamente los japoneses están trabajando en la próxima lectura del LEAF, el eléctrico más vendido del mundo que aspira a ser capaz de seguir la vestigio marcada por Tesla. Este nuevo maniquí aún no ha sido presentado, pero entre confirmaciones oficiales, filtraciones y rumores ya podemos hacernos una idea de algunas de las claves con las que pretende convertirse en un “Model 3-Killer”.

El nuevo Nissan LEAF será presentado el próximo 6 de septiembre, y se estima que empezará a venderse a principios del 2018. Por lo tanto, el timing ya de por sí lo va a encarar con el Model 3 quiera o no quiera. Su objetivo es el de acercarse aún más a ser “un coche para las masas”, y por eso vamos a repasar cuales van a ser sus principales argumentos.

Un diseño mucho más “tradicional”

Nissan lleva ya varios meses probando los prototipos de su próxima vivientes de LEAF, y aunque siempre ha utilizado una pintura camuflaje con la que cubrir sus líneas de diseño, hace unos días salieron a la luz las primeras fotos robadas que nos daban una idea de cómo podría ser el rematado final que acabe llegando a las calles.

En ellas vemos un coche de aspecto innovador, pero con un diseño mucho más convencional del que vemos en unos modelos de Tesla mucho más deportivos y de abundancia. Con respecto al maniquí aludido, el nuevo LEAF no pierde su bisectriz aerodinámica, pero sufre profundos cambios en su parte delantera y la trasera con cambios en faros y luces.

Foto Robada Del Nuevo Nissan Leaf

Otros medios además ven en estas fotos una confirmación de que el nuevo LEAF podría ser un poco más prolongado que el coetáneo, , que como vimos en nuestra comparativa mide 4,44 metros, poco de lo que lleva hablándose desde que se empezaron a avizorar los primeros coches de camuflaje. Esto favorecería el incrementar el masa del maletero y el espacio de en las plazas traseras, así como el tamaño de las baterías.

Las fotos han sido publicadas por el diario noruego tv2.com y las sacó un periodista desde un hotel. Por lo tanto su calidad no es suficiente como para poder sacar demasiadas conclusiones, y habrá que esperar a poder echar un vistazo más cercano ya sea con nuevas fotos robadas o con la presentación oficial que tendrá motivo en septiembre.

Conducción con un pedal y autopilotaje Propilot

Ya hay dos tecnologías confirmadas para este próximo LEAF, y la primera de ellas es el denominado e-Pedal. Con él, los conductores podrán utilizar un solo pedal para acelerar, frenar y sostener el coche en pendientes ascendentes o descendentes. Eso sí, a pesar de eso seguirá haciendo dos pedales, uno para acelerar y otro para frenar.

Aunque Nissan lo intenta traicionar como una tecnología revolucionaria, este tipo de pedales ya los hemos trillado en modelos como el BMW i3, el Volkswagen e-up e incluso el EV1. Según estimaciones de Nissan, en el 90% de los casos bastará con el pedal del acelerador para manejar el transporte sin problemas.

Y la segunda tecnología confirmada es la del sistema de conducción autopilotada Propilot. Se proxenetismo de un sistema capaz de controlar la dirección, velocidad y freno del coche de forma cibernética, y su objetivo es el de ofrecernos una veterano comodidad y tranquilidad al conducir por autopistas.

Con este sistema el coche puede sostener la velocidad establecida por el conductor antaño de activarlo, las distancias de seguridad con los vehículos que tiene delante e incluso puede frenar y detenerse si fuera necesario. No se proxenetismo por lo tanto tanto de un sistema de conducción autónoma como de un piloto inevitable al que podemos darle las riendas en autopistas y situaciones de tráfico denso.

Este sistema además tendrá un mando de aparado, de modo que cuando encontremos un sitio para posponer podemos dejar que el coche realice por si mismo todas las maniobras necesarias. Esto es poco que ya vemos en otros coches, y que nos ayudaría a poder posponer correctamente incluso en espacios reducidos. Habrá que ver qué tal funciona.

La autonomía, el gran heroína de batalla

El coetáneo LEAF es uno de los modelos más perjudicados en cuanto a autonomía de la comparativa que hicimos entre el Model 3 y sus competidores. Este es un aspecto que Nissan quiere cambiar de cara a su próxima vivientes, y tal y como le han contado directivos de la empresa a medios japoneses, su objetivo es conseguir una autonomía homologada de entre 350 y 400 kilómetros para su próxima vivientes.

Esa autonomía lo pondría a la par del modelo estándar del Model 3, aunque habría que ver en cuánta autonomía existente se acaba materializando esa emblema, porque esto depende ya de otros aspectos. De confirmarse esta emblema se quedarían remotamente de su intención auténtico de ofrecer 350 kilómetros en circunstancias reales.

Filtrada Autonomia Leaf

Hace unos días se avistó un modelo de pruebas en una época de carga de una autovía francesa. En la foto robada que le sacaron su indicador de escuadra parecía marcar un 99% con una autonomía restante de 265 kilómetros. Habría que ver cuales han sido las características sus últimos viajes para entender qué mide exactamente esta autonomía, pero las especulaciones hablan de que podría ser la existente que obtuviéramos al conducir en autovías a gran velocidad.

Esto además está alimentando las teorías de que el nuevo LEAF podría tener dos configuraciones de escuadra diferentes tal y como hace el Model 3. La primera sería de 45kWh según medios especializados, y en circunstancias de consumo normales podría aparecer a una autonomía existente de unos 320 kilómetros. Mientras, se palabra de una segunda configuración de 60 kWh que podría alcanzar los 428 kilómetros.

Precio, la gran clavo

De aquí al 6 de septiembre quedan muchas incógnitas aún por resolver en este LEAF, como las características de su motor, sus dimensiones exactas, la cantidad de su escuadra o la capacidad de su maletero. Sin retención, todo lo que vamos sabiendo y se va rumoreando sobre él nos hace pensar que Nissan podría presentar uno de los coches eléctricos del año.

Eso sí, la gran secreto para ver hasta qué punto puede competir con modelos con el Model 3 es la del precio final de saldo. Vistas como están las cosas lo común sería que rondase los 30.000 euros, pero queda por ver si Nissan aprovecha para hacer una envite más agresiva en este aspecto, sobre todo de confirmarse la existencia de dos modelos diferentes.

Como ya dijimos a la hora de musitar sobre los retos del Model 3, Tesla ha traumatizado unas líneas que todo aquel que quiera competir con él debe cruzar. Por lo tanto, para que el LEAF puede ser un efectivo, llamémoslo “Model3-Killer”, su precio debería ser inferior a los 35.000 dólares que marca Tesla, y si pudiera desmontar de los 30.000 euros en su lectura básica mejor todavía. Las dudas las despejaremos a principios de septiembre.

En Xataka | Tesla Model 3 frente a la competencia: comparativa con sus principales rivales del sector


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales