Libre acceso a hardware científico: Hacen hoja de ruta para garantizar desarrollo colaborativo

Con una “hoja de ruta”, científicos y organizaciones educativas y sociales de más de 100 países elaboraron un documento.

El vacancia comunicación al hardware estudiado es una idea que están promoviendo varios representantes de la educación y de comunidades sociales y de técnicos. La buena anuncio, es que más de 100 organizaciones de 30 países aunó fuerzas para presentar una “hoja de ruta” “para garantizar el acceso global al hardware científico para 2025, a través de diseños de libre acceso, desarrollo colaborativo y nuevas técnicas de fabricación digital”.

El asociación GOSH (Global Open Science Hardware), se reunió en 2017 en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN) en Ginebra, Suiza, y en la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile con el apoyo de la Fundación Alfred P. Sloan.

Ellos advierten que en la hogaño muy pocas personas tienen comunicación a las herramientas necesarias para hacer ciencia, particularmente investigadores en países en progreso y comunidades que necesitan lograr y analizar datos de su propio entorno.

La descuido de este vacancia comunicación al hardware estudiado se nota en la descuido: desde microscopios hasta equipos de microfluídica y monitoreo de agua, el asociación forma parte de un creciente movimiento mundial que comparte online y de forma abierta diseños que cualquier persona es capaz de usar, modificar, distribuir y comercializar.

“Nuestro proyecto se sostiene por el objetivo compartido de crear conocimiento común a través de participación pública directa en ciencia y tecnología. No desde una crítica distante sino desde un involucramiento práctico” sugiere uno de sus miembros, el investigador brasileño Luis Felipe R. Murillo.

Cómo es la hoja de ruta para liberar el comunicación al hardware estudiado

La “hoja de ruta” para esta manumisión del hardware estudiado, describe los pasos necesarios para ayudar a esta comunidad a avanzar, incluyendo un anciano respaldo institucional de parte de las universidades, organismos de financiación científica y gobiernos, quienes suelen promover que los inventores patenten sus desarrollos.

Está el ejemplo de Jorge Appiah, ingeniero que fundó el espacio colaborativo Kumasi Hive en Ghana y que cree que compartir diseños abiertamente reduce costos a los emprendedores africanos y “permite llevar a escala rápidamente soluciones de alto impacto a través de innovación local, innovación aplicada e innovación incremental”. Este hecho es respaldado por más de quince startups que se encuentran produciendo hardware estudiado hendido exitosamente.

El documento todavía aborda:

  • la requisito de consolidar el control de calidad y el cumplimiento de estándares, especialmente para contribuir a la reproducibilidad de los resultados de investigación.
  • Temas como el reemplazo de las patentes por licencias abiertas, la requisito de contar con documentación de ingreso calidad y los aspectos sociales y éticos son todavía tratados

“Las herramientas científicas no son tecnologías misteriosas, aburridas o que no tienen conexión con nuestra vida diaria. Quiénes las usan, cómo se usan y los resultados que proveen pueden influir en el desarrollo de nuevos medicamentos, en la respuesta a desastres ambientales y en la educación de las futuras generaciones de científicos y tecnólogos: por ello debemos adoptar una mirada más amplia”, explica Jenny Molloy, colaboradora del documento e investigadora de la Universidad de Cambridge.

Si quieres adivinar más del mensaje, entra a:

La hoja de ruta de GOSH está adecuado en Inglés (próximamente será traducido al Español).

El manifiesto de GOSH está disponible acá.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales