las peores pesadillas que hemos tenido usando las redes Wi-Fi de los hoteles

No lo vamos a discutir, las conexiones a internet son cada vez más rápidas y las redes Wi-Fi están presentes en cada vez más sitios. Pero hay ciertos lugares en los que una red Wi-Fi es poco que necesitamos más que nunca, y es precisamente donde peor funcionan: en los hoteles.

O sólo puede estar de moda decentemente por ciertas zonas del edificio, o en las habitaciones es terriblemente lenta, o el proceso para conectarte a ellas implica algún pago insensato de tiempo o hacienda. Hemos preguntado a algunas personas de nuestro equipo en Weblogs SL para que nos expliquen las peores historias de terror que han vivido con las Wi-Fi en hoteles.

Usted es sospechoso por definición

Laura nos cuenta su historia con el acercamiento a la red de un hotel parisino:

La intranet de acercamiento para clientes la debía suceder programado alguno de un proveedor rechoncho de software, porque se colgaba cada tres horas y al hacerlo te expulsaba y bloqueaba. Como para ingresar te pedían hasta el conjunto sangriento, por seguridad no podían resetearte el acercamiento por teléfono y había que descender a recibo a que te reseteasen la secreto de acercamiento cada X horas.

Con 128 KB/s ya hay más que suficiente

Otra historia que sale sin movernos de París la viví en mis propias carnes, en un hotel de las aledaños donde la Wi-Fi era perfectamente accesible desde todos los sitios. El único problema es que la velocidad de esa red… no superaba tan pronto como los 128 Kb por segundo. En 2015 volví a las velocidades de redes RDSI de hace unas décadas. Pero a diferencia de muchos otros casos, la estabilidad de la red era buena.

¿Qué provocó eso? Que no pudiera ni siquiera cargar los correos o ni una página web en menos de diez minutos, inutilizándome para precisamente lo que había ido a hacer en París: cubrir un evento tecnológico para este mismo medio. Lo que sí pude hacer es felicitar a los chicos de Blizzard, porque con esa conexión pude tener sin problemas una buena sesión de partidas al Hearthstone. ¡Bravo por esa optimización extrema del tráfico!

Pruebe nuestra estupenda terraza

Celia Almorox sufrió las consecuencias de un router colocado de la peor forma posible:

En un Aparthotel al sur de Tenerife, tras quejarme varias veces por tener que remunerar el WiFi y tener una conexión lentísima desde la habitación, me dijeron que saliera fuera del hotel, que era mejor por la ubicación del router. Me prestaron una apero y todos los días me pasaba media hora en la puerta del complicado para descargarme los correos que necesitaba para seguir trabajando.

Hotel Antiguo

Un bar que sabe competir

Juan Fernández tiene otra parecida pero desde Oporto:

Directamente no tenía WiFi en la habitación aunque extrañamente tenía un router en la puerta. Me pasé los dos primeros días saliendo a la puerta del hotel que era donde había mejor cobertura. Al tercero me fui a un bar, ¡el café estaba mucho más bueno que en el hotel asimismo!

Vuelva usted en dos horas

Nuestra compañera Rosa Vázquez se topó con un informático que tenía métodos poco rudimentarios para evitar que nadie usase la WiFi del hotel demasiado tiempo:

Mi hotel de narración en Londres hasta hace poco sólo tenía WiFi en el antesala y tenías que coger un papelito con una secreto (generada por un micho caminando por un teclado) de un cestito que tenían en recibo… y a las 2 horas papelito nuevo. Ahora ya somos modernos y hay WiFi en la habitación y para todos los días que estés y tal, como en un sitio regular.

Pero la mejor fue la de un W en Los Ángeles donde iba la hora de WiFi a precio de Rodeo Drive y no sé como yo tuve WiFi de de balde las 5 noches… no sé a quién se la robé pero lo quise mucho.

Categorías de humo

Otra historia de un incógnito, acudiendo a un hotel de San Francisco por trabajo en el que podías remunerar más o menos hacienda por conectividad WiFi dependiendo de la velocidad a la que te querías conectar. Lo peculiar: basic, advanced y ultra-fast.

Los gastos estaban cubiertos por la empresa, de modo que varios compañeros hicieron una prueba activando cada uno una de las modalidades y así comparar a qué velocidad iba cada una. Resultado: las tres iban a la misma velocidad, más o menos a 2 MB por segundo. Mejor no caer en la tentación de intentar navegar por encima de nuestras posibilidades.

Hackea el planeta

Manuel Echéverri nos cuenta poco que nos sirve de advertencia: si no conectáis correctamente, es hora de mover Paraíso y tierra casi fielmente en rastreo de alternativas.

A mí me pasó que en un hotel no tenía buena señal, pero luego de mover los mueble, detrás de un escritorio encontré un puerto RJ45. Así que me conseguí un cable de red en la recibo y toco navegar por cable.

Cartel Hotel

Si vas a un crucero mejor desconecta de verdad

El mensaje de Gerardo García, compañero en Motorpasión México, nos sirve de aviso para todos los que soñéis con unas recreo en el mar:

Fui a un crucero. Estaba interiormente del espacio geográfico de mi país, pero sin red móvil por estar allí de tierra. El internet del barco era satelital y no había WiFi de balde. El plan más primordial costaba lo que un mes de datos móviles con mi compañía telefónica, unos 20 dólares por tres días. Lo contratamos algunos colegas y yo… y ausencia. Lento nivel: no carga ni un tuit.

La pura definición de movilidad

Javier Jiménez tuvo que servirse el concepto de movilidad al mayor:

Hace unos primaveras en Inglaterra, mientras se quedaba vacuo la habitación donde viví, cogí una habitación en una especie de hotel de carretera. Después de dos días de quejarme que se suponía que había wifi y no. Me dijeron que me buscara la vida que ellos no podía hacer ausencia. Así que saqué la mesa y la apero de la habitación y la puse en el pasillo. Una semana estuve trabajando en el pasillo del hotel.

Un dispositivo, un suscripción

Terminamos con poco particularmente desmedido que un compañero de VidaExtra se topó mientras cubría una tiraje de la feria de videojuegos E3: tener que remunerar por cada dispositivo conectado. Siendo un profesional que va a trabajar con tres o cuatro dispositivos, os podéis imaginar la cargo que supuso eso. Como dice él textualmente, “hicieron el agosto” con los periodistas.

Imágenes | Museo de Hong Kong, fransieman, seandavis
En Xataka | Cómo mejorar la señal de tu WiFi en cinco sencillos pasos


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales