La verdadera historia de Caynton, un santuario atribuido a los templarios donde aún se practican rituales mágicos

El pacífico condado de Shropshire, en Inglaterra ha saltado estos días a la contemporaneidad por el supuesto descubrimiento de una cueva excavada por caballeros templarios. Algunos ya hasta hablan del ocupación de reposo del Santo Grial. ¿Qué sabemos exactamente sobre las cuevas de Caynton?

Comencemos por el principio. Las cuevas de Caynton no son un descubrimiento nuevo ni mucho menos. Se conocen desde hace décadas. Si han saltado ahora a la contemporaneidad ha sido gracias al infrecuente trabajo de Michael Scott, un fotógrafo de Birmingham que se ha colado en las cuevas para tomar unas espectaculares fotografías a la luz de decenas de velas para la agencia Caters News. Las imágenes han servido de pulvínulo a la BBC para transmitir un artículo titulado “Madriguera de conejos conduce a cueva de caballeros templarios”.

La expresión “madriguera de conejos” se refiere al ceñido túnel de tierra por el que hay que deslizarse para entrar al complicado. Hasta 2012 había una entrada mucho más amplia, pero los dueños de la finca donde se encuentra el complicado la clausuraron para evitar actos de vandalismo.

Los hechiceros que olvidaron sus túnicas

Durante décadas, las cuevas de Caynton han sido el decorado de todo tipo de rituales, algunos más paganos que otros. Los dueños de la finca han recibido decenas de peticiones extrañas por parte de individuos que aseguraban ser druidas, hechiceros o brujos para usar las cuevas en rituales mágicos. Los jóvenes del ocupación asimismo se colaban en el complicado para tragar trinque. Muchas paredes están llenas de pintadas recientes rascadas en la piedra blanda, y el suelo a menudo aparece atiborrado de botellas de cerveza vacías y todo tipo de basura.

La ápice que colmó el vaso de la paciencia de los dueños de la finca llegó la navidad de 2012, cuando dos visitantes que aseguraban ser hechiceros les pidieron entrar de nuevo en las cuevas porque habían olvidado sus túnicas en el postrero ritual de atractivo negra. Los dueños clausuraron la entrada y se supone que nadie más ha entrado en las cuevas hasta ahora.

Decimos “se supone” porque aún se puede entrar al complicado a través de un angosto túnel. Dominic Wass, un comediante que tiene un taller en la finca donde se encuentran las cuevas, explicaba en 2012 que es inasequible cerrar el complicado por completo. Se ha intentado poner verjas en varias ocasiones, pero siempre acaban arrancándolas. Los propietarios pensaron en poner alambre de espino, pero si cualquiera resulta herido se pueden meter en un problema lícito.

Una construcción de origen desconocido

¿Por qué tanto empeño en meterse en un agujero para presentarse una sima? Basta ver las fotos para entender la razón. Las cuevas de Caynton son un espectáculo sorprendente. Aunque se les llame cuevas, más correctamente son una especie de templo excavado en la roca arenisca. Las paredes están recubiertas de todo tipo de interiorismo y símbolos entre los que se aprecian algunas cruces. Incluso hay una especie de pila bautismal de piedra que ha sido movida varias veces de su sitio.

Las leyendas locales aseguran que el santuario fue construido por caballeros templarios, pero esta afirmación es muy dudosa. Aunque no existe una datación firme, se cree que la construcción de Caynton comenzó mucho luego de que la orden de los caballeros templarios desapareciera. Según el archivo oficial de Historic England, Caynton se excavó a finales del siglo XVIII o principios del XIX.

Parece que las columnas y los ornamentos se fueron labrando en lo que en principio fue una pequeña mina de piedra arenisca. La razón por la que se excavó así no se conoce. Algunos creen que los propietarios quisieron convertir la mina en un pequeño santuario para peregrinos. Otros piensan que fue un simple capricho. La cimentación tiene principios neorrománicos y neonormandos en lo que parece más cualquiera tratando de imitar principios medievales que un conjunto puro de esa época. En la página UK Urban Exploration hay una extensa colección de imágenes de Caynton que merece la pena ver.

El vínculo con los caballeros templarios

El papa Clemente V tomó la valentía de disolver la orden de caballeros templarios en 1306, mucho antaño de que las cuevas de Caynton se construyeran, pero entonces ¿por qué las leyendas locales hablan de un santuario secreto de caballeros templarios?

Castillo de Ludlow, con el santuario a María Magdalena a la derecha. Foto: Wikipedia

La razón es que el condado de Shropshire tuvo mucha presencia de esta orden religiosa en el pasado. El cercano castillo de Ludlow, por ejemplo, albergó una capilla normanda dedicada a María Magdalena. Las cruces normandas labradas en las paredes de Caynton sugieren que podrían ocurrir sido encargadas por los mismos caballeros.

La mansión Penkridge Hall, en la cercana villa de Leebotwood fue un edificio burócrata regentado por los templarios entre 1158 y 1308. La iglesia de St. James, en Cardington estuvo consagrada a los templarios hasta 1308, cuando la orden de disolución del Papa puso el templo en manos de los caballeros hospitalarios.

Iglesia de St. James, en Cardington. Foto: Wikipedia

Hasta hay dos granjas locales (Stanton Long Grange y Holt Preen Grange), hoy destruidas, cuya propiedad estuvo en manos de esta orden marcial cristiana. Con tantas referencias documentadas a los templarios en el mismo condado, es casi ineludible no imaginar al mismo asociación construyendo en secreto un santuario subterráneo con varias cruces labradas. Sin retención, aún no se ha demostrado carencia, y mucho menos que el conjunto haya servido de ocupación de reposo al santo cáliz, o que haya sido la reparo de conejos más lujosa de todos los tiempos. [vía BBC]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales