La última solución de la Paradoja de Fermi te quitará el sueño

Quizá el mejor argumento contra la existencia de civilizaciones extraterrestres es la paradoja de Fermi. Se tráfico de una pregunta muy sencilla: si el tamaño del universo hace tan probable que exista vida allá fuera, ¿cómo es que aún no tenemos una sola evidencia de ello?

Fue una pregunta inocente en un desayuno, pero resolver ese problema ha sido optimista para todos los que buscan vida inteligente más allá de la medio. Se han planteado muchas hipótesis: que aún son primitivos; que están ahí, pero se dedican a investigarnos; o, incluso, que las evidencias nos llegan, pero somos incapaces de interpretarlas.

Sin confiscación, la última posible solución a Fermi se lleva la palma: no tenemos señales de los extraterrestres porque están dormidos.

El argumento computacional

Pexels Photo 110854 Mini

No descubro la pólvora si digo que procesar información es poco tedioso, pesado y cuesta muchos medios. Y no sólo medios económicos, sino que es un no detener de consumir medios energéticos. “El costo termodinámico de estos procesos depende fundamentalmente de la temperatura“, nos explican Anders Sandberg y Milan Ćirković, los autores del estudio. “En principio, procesar información es diez veces más eficiente si tu ordenador está diez veces más frío”.

Esta idea es sobre la que arman toda su propuesta. Veréis, el espacio extranjero, conveniente a la radiación de colchoneta, tiene una temperatura media de unos 3 kelvins. Para nosotros es un sitio frío e inhóspito. Como Islandia. Y por eso, precisamente, es un sitio ideal para instalar servidores.

Y en el futuro será mucho más frío. A medida que el Universo se expande su temperatura media cae exponencialmente. De ahí que si queremos procesar toda la información que podamos, lo metódico es esperar.

Esperar, ¿hasta cuándo? Esperar, ¿quién?

Digital Background 2004138 1920

Esa es la pregunta, ¿no es cierto? En principio, sería una interpretación intergaláctica de Esperando a Godot (aunque en este caso, Godot sería una temperatura que nunca llega). Pero no, según los autores, en unos pocos billones de abriles la temperatura bajará hasta un punto en que ya no tendría sentido esperar más.

Por eso, sugieren que parece mediano que una civilización vanguardia puede montar a la conclusión de que el universo está demasiado caliente para hacer un uso capaz de sus medios. Lo mejor es esperar. Al fin y al extremo, ¿qué son un puñado (de billones) de abriles?

La idea tiene poco más de sentido si caemos en la cuenta de que, según los autores, es probable que una civilización muy vanguardia decidiera ‘ocurrir’ de la biología y ‘mudarse’ a lo digital. Si es que eso puede hacerse.

¿Creen en realidad en esto?

Space Shuttle Discovery

La verdad es que no. Como explican en esta entrada, no creen que esta sea la explicación más plausible de la desaparición de señales de vida extraterrestre. No obstante, sí creen que esa vida exista.

Personalmente todo el trabajo más o menos de la paradoja de Fermi me parece muy rara. Conforme pasan los abriles cada vez tenemos propuestas más complejas, más precisas y más técnicas para explicar por qué no hay alienígenas llamando a nuestra puerta. No está mal. Al final, soñar tiene un papel fundamental en el avance de la ciencia.

Imágenes | Miriam Espacio on Unsplash


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales