la tecnología transforma rostros en lienzos de arte digital

Han pasado tres abriles desde que Omote viera la luz y maravillara a medio planeta gracias a la demostración de dominio que hacía sobre la tecnología de proyección sobre rostros humanos, consiguiendo maquillar y modificar lo que en ellos ocurre como si de un tejido en blanco se tratara. El tiempo no pasa en vano y las cosas han mejorado harto.

El director creativo de todas estas historias que os contamos es el japonés Nobumichi Asai, al mando del estudio WOW, si no lo conocisteis por el trabajo mencionado, seguro que sí pudisteis ver su colaboración con Lady Gaga: un tributo a David Bowie, que compartimos al final del artículo.

Inori es lo nuevo del señor Asai, en colaboración con diferentes empresas del agrupación, como la prestigiosa TOKYO, o los especialistas en tecnología de proyección de la Universidad de Tokio: el Ishikawa Wantanbe Laboratory, que han sido los encargados de crear el proyector de inscripción velocidad necesario para las nuevas características del show:

La gracias del asunto, con respecto a anteriores trabajos, está en el movimiento de los rostros: el sistema persigue a las bailarinas

Lo habéis podido comprobar, la diferencia claramente está en el movimiento, ahora los sujetos se mueven a una velocidad mucho más inscripción en el escena, y el sistema tiene que ser rápido y preciso para dibujar los utensilios sobre lienzos que efectivamente están en movimiento.

Tan en movimiento como que los dos personajes de Inori son las dos bailarinas del especie AyaBambi, conocidas por su trabajo con otros artistas como Madonna o Alexander Wang.

El proyector ha sido aguado como Dynaflash, presume de poder ejecutar sus tareas a una velocidad de 1.000 imágenes por segundo, al tiempo que mide la profundidad 3D de utensilios en movimiento. Sus desarrolladores aseguran que el examen de rostros se realiza en menos de 10 milisegundos.

David Bowie en la cara de Lady Gaga

Asai se fue haciendo muy conocido en la red artística digital y tardó poco en conseguir una colaboración cósmico como la que hizo con Lady Gaga. El tributo consistía en representar a David en el rostro de la cantante, lo que hacía único el espectáculo era su puesta en terreno en directo, anteriormente se había hecho todo en un estudio con todo proporcionadamente controlado:

Más información | WOW


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales