La razón por la que los cartuchos de Nintendo Switch saben tan mal cuando los chupas

Hoy dos grandes temas han ocupado las portadas de la contemporaneidad jugona (y no jugona): por un flanco los prospección de ‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild‘ y las increíbles notazas que ha conseguido; por otro, el sabor de los cartuchos de la Nintendo Switch cuando los chupas. Lo que estás leyendo.

El periodista especializado en juegos Jeff Gerstmann tuvo la extraña ocurrencia de probar un cartucho del título ‘Skylanders Imaginators‘ para Switch y contar sus malas impresiones (por el amargo sabor que tiene) en Twitter. Evidentemente equiparable acto no hizo más que motivar a otros propietarios del movilidad a hacer lo mismo, de forma que en cuestión de horas todo internet y parte del extranjero sabía perfectamente que los cartuchos de la Nintendo Switch sabían amargos al chuparlos -concretamente a benzoato de denatonio.

La propia Nintendo ha confirmado esta información (y el compuesto químico empleo), indicando que la firma ha hecho esto de forma totalmente intencionada. ¿la razón? Evitar que los niños puedan tragarse los cartuchos, cuyo tamaño es similar al de una plástico SD. Una portavoz de la compañía apuntaba a Kotaku:

Para evitar la posibilidad de ingestión accidental y sostener la plástico de movilidad acullá de los niños pequeños. Un agente amargo (benzoato de denatonio) igualmente se ha trabajador a la plástico de movilidad. [Este agente amargo] no es tóxico.

El benzoato de denatonio o denatonio “a secas” es el compuesto químico más amargo conocido y suele emplearse en los esmaltes destinados a evitar que te comas las uñas, entre otras cosas. Nosotros lo hemos probado y podes confirmarte que, efectivamente, el cartucho de Zelda está horriblemente amarga, recordando precisamente a estos líquidos de tratamiento estético.

Así que ya sabes: si tienes niños en casa y has comprado la Switch, puedes estar tranquilo de que no intentarán comerse los juegos -de todas formas, lo ideal es no quitarles el ojo de encima nunca, eso sí. En caso de que no tengas churumbeles a tu rodeando, solo te preguntaremos una cosa: ¿serás capaz de sujetar la curiosidad ahora y no probar el cartucho cuando te llegue a casa?

‘;
$( showbuttonTxt ).insertBefore( “.confab-sorting-nav” );
$(‘button.confab-show-comments’).on(“click”,function());
}
});

waitForConfabLoad = function () {
try{
if($(“.confab-edit-bar”).length


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales