la propuesta de Lightform para una

Tanto la imaginario como la ingenuidad aumentada han ido poco a poco extendiéndose y democratizándose en paralelo a su prosperidad, llegando por ejemplo a los smartphones con los cascos VR o ideas como Project Tango. Pero las ideas no se quedan ahí y lo que vemos en Lightform es una aplicación sencilla de la ingenuidad aumentada para tener una ornamentación “viva” en casa.

Se comercio de combinar una cámara de ingreso resolución con un proyector que tras escanear y mapear el entorno es capaz de proyectar patrones sobre las superficies que se elijan, por muy irregulares que sean. La idea es tener una ornamentación que pueda adaptarse a cada superficie y que pueda variar automáticamente.

La habitación como pantalla de proyección

Según nos ha explicado Phil Reyneri (el director de diseño), Lightform se compone de una cámara de ingreso resolución y un ordenador, definiéndolo como el primer ordenador para ingenuidad aumentada proyectada que se ha creado. Se conecta a un proyector (por HDMI) y éste emite los patrones que se han establecido.

Los mapas y patrones de luz se crean luego de que la cámara escanee y reconozca todo el entorno y los distintos objetos de la habitación. El ordenador convierte estos datos en un planisferio tridimensional sobre el que se establece el patrón a proyectar, y el agraciado puede ir variando lo que se emite desde las apps (para escritorio y para móvil).

La idea es que tenga una aplicación sencilla y en la medida de lo posible, cibernética. De hecho, una de las principales características de Lightform que lo diferencia de otros sistemas es que realiza escaneados periódicos de forma cibernética para desempolvar el planisferio tridimensional de la habitación en caso de que algún objeto cambie su ubicación o desaparezca.

La conquista tecnológica de las paredes

No hace mucho vimos una propuesta elegida por Google internamente de un software de experimentos que asimismo tenía relación con la ornamentación, un calendario Android que funcionaba con tinta electrónica, aunque en aquel caso no se trataba de poco orientado a una futura puesta en el mercado como éste. También hemos manido una buena dosis de ornamentación y tecnología en tapia con lo último de Bang & Olufsen, si adecuadamente lo principal aquí es el sonido (y no es poco orientado para todos los bolsillos).

El proceso de reservas de Lightform empezará este verano, pero de lo que aún no han hablado es del precio final. De momento han cobrador un formulario de suscripción en su web para quienes quieran aspirar al software de beta-testing, ya que sólo entrarán los 50 que más compartan sobre Lightform, según nos explicaba Reyneri. Estos 50 beta-testers adicionalmente recibirán 200 dólares de descuento en el producto.

Veremos si como aseguran se comercio de una aplicación de esta tecnología más económica que la que ha habido hasta ahora (en entornos más profesionales) y si llegan a normalizarlo para que, como Raj Sodhi (co-fundador) y Reyneri dijeron a Wired, sirva incluso para ornamentar el árbol de Navidad.

Más información | Lightform
En Xataka | Tinta electrónica y autonomía de tres meses: en Google ha gustado esta posible evolución del calendario de papel


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales