La octava generación de procesadores de Intel será más potente de lo que creías

Se anunciaron a principios de año, en el pasado Computex se dijo que serían un 30% más rápidos que la mencionado vivientes, y hoy, finalmente, Intel anuncia definitivamente que sus nuevos procesadores serán, de hecho, un 40% más rápidos que los de séptima vivientes. Al menos eso es lo que podemos ver en los resultados de Sysmark con las versiones para portátiles, una diferencia que se duplica si los comparamos con equipos con 5 abriles de pasado, la años media de los equipos de los usuarios que Intel demora que cambien de ordenador.

Esta clan incluirá por primera vez modelos de cuatro núcleos en procesadores de la serie U de bajo consumo, normalmente usados en ultraportátiles y equipos híbridos. Los cuatro núcleos tradicionales llegarán con la serie H, para portátiles que busquen más rendimiento. Por si fuera poco, la compañía ha conseguido añadir 500 Mhz más a modo de Turbo Boost hasta alcanzar velocidades de 4,2 GHz en los modelos más potentes.

Los modelos para ultraportátiles comenzarán en un Core i5-8250U con velocidades desde los 1,6 GHz hasta los 3,4 GHz, pudiendo nominar hasta un Core i7-8650U con frecuencias desde los 1,9 GHz hasta los 4,2 GHz. Todos son chips de cuatro núcleos, y obviamente encontraremos el mayor potencial en los modelos i7.

Aunque ofrecen más potencia, Intel presume de que sus nuevos procesadores no consumirán más hilera que la mencionado vivientes, una anuncio fantástica, sin secuestro, siquiera mejorarán la autonomía, por lo que técnicamente nos quedaremos igual en términos de consumo de hilera, poco que se puede traducir en 10 horas de reproducción de contenidos en 4K.

Con la ayuda de estos modelos de cuatro núcleos el mercado recibirá por fin los ultraportátiles que estaban esperando. Nuestro compañero Devindra Hardawar ha podido presenciar una reunión privada con el fabricante, y aunque por ahora no puede contar demasiado, asegura que los equipos que llegarán con la nueva vivientes de procesadores no se parecen en ausencia a los PCs que vemos hoy en día.

Estos nuevos procesadores de octava vivientes llegarán en septiembre, mientras que los modelos para sobremesa no se lanzarán hasta finales de año. Lo más sorprendente es que Intel demora poder divulgar para el año que viene procesadores de 10 nanómetros que formarán parte de esta misma vivientes, así que vamos a tener octava vivientes para rato.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales