La nueva A7R III de Sony mejora todo en el mismo cuerpo

Puede que la increíble A9 de Sony sea demasiado para tu saquillo, pero tarde o temprano Sony iba a ponerle remedio. La marca ha anunciado una nueva cámara sin espejo que se coloca como la opción semiprofesional más interesante de su catálogo. Hablamos de la nueva A7R III, una cámara con un cuerpo muy similar a la A9 que ha sido capaz de incluir un sensor de 42,4 megapíxeles y una serie de mejoras que la sitúan como un maniquí que proporcionadamente podría contentar a los que no alcancen la A9. ¿La razón? Su precio se queda en los 3.500 euros cuando se ponga a la liquidación en noviembre.


Estéticamente resulta muy difícil diferenciarle de primeras respecto al maniquí susodicho, pero aún así la cámara incluye infinidad de mejoras. Se ha incluido un joystick para navegar entre los menús, una pantalla táctil para poder escoger el foco, y dos ranuras para tarjetas micro SD. Todo eso sin aumentar el tamaño del cuerpo. Por si fuera poco, la conjunto ha aumentado su tamaño y capacidad, y ahora podremos recargarla a través de un puerto USB-C, adicionalmente de disponer de otro micro USB para accesorios.

El procesador BIONZ seguirá gestionando las capturas del sensor EXMOR R de 42,4 megapíxeles, ahora con el doble de velocidad que la A7R II, siendo capaz de capturar 10 imágenes con autoenfoque continuo. Además, las sensibilidades van de los 100 a los 32.000 ISO (50-102.400 forzados), ofreciendo igualmente 15 pasos de rango dinámico con los que conseguir un HDR espectacular.

Si todavía tienes dudas respecto a su velocidad, deberás de enterarse que la A7R III es capaz de disparar hasta 8 imágenes por segundo usando el modo en Live View, manteniendo el reducido retraso entre el visor y la pantalla. No dispone, eso sí, de toda la cobertura a nivel de enfoque que ofrece la A9, aunque esos 399 puntos por detección por grado en el 68% del dominio de imagen no están nulo, nulo mal. También dispone de 425 puntos de enfoque involuntario con detección de contraste, 400 más que la A7R II.

Las mejoras de vídeo siquiera podían ofender. La nueva A7R III es capaz de capturar vídeo en formato 4K usando la totalidad del sensor, ofreciendo una vez más el modo de sobremuestreo Super 35, que captura todos los píxeles para compendiar una imagen 5K y reducirla a 4K para obtener veterano calidad de imagen.

Como podrás comprobar esta nueva A7R III supone un brinco increíble de rendimiento y funcionalidades respecto a la A7R II, llegando incluso a estar a la cumbre de la todo poderosa A9. Obviamente su precio de 3.500 euros no estará al significación de muchos, pero teniendo en cuenta las prestaciones, no junto a duda de que este maniquí se coloca como una opción interesantísima para aquellos usuarios más avanzados que busquen el mayor rendimiento. Ya sea en vídeo o en foto.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales