La NASA quiere mandar un submarino a Titan, la luna con mares de hidrocarburos de Saturno

La NASA quiere sumergir un submarino autónomo en uno de los mares de hidrocarburos de Titán. La vidriera de Saturno es el único punto en nuestro sistema solar donde hemos incompatible líquidos en la superficie, y recientemente se ha encontrado un tipo de molécula necesaria para la vida, lo que lo convierte en una de las prioridades de la exploración espacial.

Para hacerlo, la NASA está considerando la propuesta de un transporte que sea capaz de realizar investigaciones científicas detalladas de forma autónoma bajo la superficie del Mar del Kraken, el cual fue descubierto por la misión Cassini en 2008, y que es el viejo cuerpo puro de los numerosos lagos presentes la región del polo boreal de Titán.

En el pasado ya se han propuesto otros conceptos para explorar océanos extraterrestres, aunque estos se limitaban a sondas suspendidas en vez de a vehículos autónomos como ahora se está considerando. Además, el crecimiento de este submarino tendría una doble delantera, ya que encima de proporcionar conocimientos sin precedentes de un mar extraterrestre, asimismo ayudaría a la NASA a ampliar sus capacidades de exploración planetaria al incluir operaciones náuticas.

Pero no hay que olvidarse de que de momento sólo se trata de una propuesta para desarrollar un diseño conceptual del submarino. Esto quiere proponer que todavía quedan varios pasos que dar antaño de que se convierta en sinceridad, aunque la agencia espacial ya ha trazado un diseño de ocupación conceptual, y está considerando llevarla a angla en los próximos 20 primaveras.

Primero habrá que ser capaces de arribar hasta allí

En este vídeo vemos un ejemplo de lo que tiene en mente la NASA. Vemos cómo podría ser el aspecto del submarino, y cómo se sumergiría y utilizaría sus sensores para analizar las profundidades del Mar del Kraken. Todos estos datos serían enviados de revés a la tierra, donde los científicos de la NASA se encargarían de analizarlos.

Pero para poder sumergir este submarino en Titán, primero tendremos que ser capaces de llevarlo hasta allí. Nos separa una distancia de 1.400 millones de kilómetros de la vidriera de Saturno, por lo que primero haría desliz construir una nave espacial capaz de realizar ese delirio.

Mientras se consigue, la comunidad científica ya está trabajando en preparar el ámbito. La Universidad de Washington, por ejemplo, ha estado ayudando a la NASA a afectar las condiciones a las que se expondría el transporte al arribar a Titán. Además, este mes han anunciado la construcción de una cámara de prueba para conservar una mezcla líquida a temperaturas a 184 grados bajo cero para afectar el mar Kraken.

Este asimismo es un paso fundamental, ya que no podemos mandar a Titán un dispositivo cuya fabricación cueste miles de millones de dólares si no estamos seguros de que puede sobrevivir. Para eso, en esta cámara podrán irse probando los diferentes conceptos del submarino según se vayan desarrollando.

El peña de investigación de la Universidad de Washington que está colaborando asimismo se encuentra buscando soluciones para algunos de los problemas que previsiblemente se encontrará el submarino, como la molesta cantidad de burbujas que formaría una máquina caliente en un puro tan frío, o las temperaturas de congelación de esos lagos para evitar imprevistos.

Enlace | NASA
En Xataka | Así se destruye una sonda espacial: Cassini está a punto de ‘suicidarse’ en Saturno


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales