La NASA acaba de encontrar una nave espacial perdida orbitando la Luna

Imagen: NASA

A veces, como George Clooney en Gravity, las naves espaciales terminan mal y se pierden en esa frontera final que llamamos espacio. La NASA tiene experiencia encontrando objetos perdidos. El postrero de estos objetos es una sonda india que perdió contacto con la Tierra hace ocho primaveras.

El equipo del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena ha utilizado una técnica de radar terráqueo con la que ha rematado encontrar dos vehículos, uno de ellos activo y el otro desactivado. El primero es el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), emprendedor por la propia NASA en 2009 y que ahora está en trayectoria mancha. El segundo es la sonda india Chandrayaan-1 que salió de la Tierra en 2008. Esta última fue mucho más complicada de encontrar porque tan pronto como medía medida y medio de banda y hace demasiado tiempo de su postrero contacto.

“Encontrar la LRO ha sido relativamente sencillo porque pudimos trabajar con los navegantes de la misión y teníamos datos precisos de la órbita en la que estaba”, explica la entendido en radar Marina Brozovic en un comunicado del JPL. “Encontrar la Chandrayaan-1 ha supuesto un trabajo más de detective porque el postrero contacto con ella se remonta a agosto de 2009″.

Esquema de la Chandrayaan-1. Foto: Wikipedia

En primer ocasión, el JPL ha usado estimaciones orbitales para tratar de adivinar dónde podía estar la Chandrayaan-1. El resultado fue a unos 200 kilómetros en trayectoria polar sobre la Luna. Con ese número, la NASA envió señales de microondas al polo meta mancha usando una antena de 70 metros en las instalaciones del centro Goldstone de comunicaciones del espacio profundo. La idea era esperar a que un objeto con la huella de una pequeña nave pasara por delante de la señal de radar. Lo hizo dos veces.

En los próximos tres meses, el equipo escuchará los ecos del radar que devuelva la nave, que son captados por otra antena de cien metros en el telescopio Green Bank de Virginia Occidental. También colaborará el radiotelescopio de Arecibo en Puerto Rico.

Si se toman tantas molestias en encontrar la Chandrayaan-1 no es por la nave en sí, sino porque perfeccionar esta nueva técnica será muy útil de cara a futuras misiones a la Luna, sean o no tripuladas.

La Chandrayaan-1 fue la primera cometido de la India a la Luna. En sus 10 meses de actividad (entre octubre de 2008 y agosto de 2009), el comparsa logró completar todos sus objetivos, que incluían el estudio químico y geológico de nuestro comparsa. En cuanto al resto de naves perdidas, esperamos que la nueva técnica las ayude a encontrarse menos solas ahí fuera. [vía NASA]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales