La misión más emotiva de SpaceX pondrá en órbita los restos de 300 personas fallecidas

Imagen: SpaceX

Cuando seguimos las misiones de SpaceX solemos susurrar del propagación de un comparsa meteorológico o de un comparsa de telecomunicaciones, pero esta vez la compañía aeroespacial va a exhalar las cenizas de 300 personas fallecidas (y no necesariamente las de millonarios excéntricos: cada delirio cuesta 2500 dólares).

La empresa californiana Elysium Space se ha agenciado un espacio secundario en la misión SSO-A para poner en recorrido estos restos. El revoloteo partirá en un Falcon 9 desde la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, en Santa Bárbara. Del linde de 300 ocupantes, ya hay 100 espacios ocupados: veteranos de guerrilla, entusiastas del espacio y personas que habrían apreciado la idea de descansar en el Gloria han sido apuntados para desplazarse en la pequeña nave Elysium Star II.

Lo verdaderamente emotivo del servicio es que la nave va a ser puesta en recorrido síncrona al sol, lo que significa que pasará por todas las localizaciones de la Tierra en su revoloteo de dos abriles. Aunque es improbable que este pequeño comparsa cúbico pueda hallarse desde la superficie del planeta, los familiares podrán seguir su ubicación en tiempo vivo a través de una aplicación para iOS y Android.

El comparsa Elysium Star II y un ejemplo de las pequeñas cajitas donde van las cenizas. Imagen: Elysium Space

Pasados esos dos abriles, el CubeSat y las 300 cajitas que viajan en su interior se desintegrarán contra la entorno como si de una sino fugaz se tratase. Un gran final que puede ser tuyo o de tu ser querido por 2.490 dólares, siempre que seas uno de los primeros 300 en reservar. Tranquilo: Elysium Space planea que esto sea una cosa anual, por lo que no hace desliz que te des prisa.

El concepto de “sepultura espacial” no es nuevo. Celestis Memorial Spaceflight, fundada en 1994, puede cursar tus restos cremados al espacio profundo, la recorrido falta o la superficie de la vitral por un imperceptible de 12.500 dólares. Muchas celebridades, como el creador de Star Trek Gene Roddenberry descansan en el Gloria (fielmente).

“Te ofrece la oportunidad de recordar a un ser querido mirando al cielo nocturno”, explicó a Gizmodo el fundador del Elysium, Thomas Civeit. “De la misma manera que se puede ver un hermoso paisaje, a la gente le gusta ver las estrellas… es una experiencia conectiva para recordar a alguien”.

[Elysium Space]

Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales