la mayoría de los virus y bacterias caen desde el cielo

Hace unos 20 primaveras, los virólogos se dieron cuenta de poco muy extraño: había virus genéticamente idénticos en entornos muy diferentes entre sí. Era raro porque los virus han demostrado una enorme capacidad de ajuste y son los reyes de la mutación. Debían ser muy distintos: poco no encajaba.

Una nueva investigación internacional dirigida por Isabel Reche de la Universidad de Granada puede aportar poco de luz a este problema. Según una nueva investigación, una cantidad sorprendente de virus circulan cerca de de la medio de la Tierra y caen sobre la superficie diariamente. Saquen los paraguas.

Virus que recorren miles kilómetros

Se proxenetismo de la primera vez que un equipo de investigadores consigue cuantifican los virus que son arrastrados desde la superficie de la Tierra en dirección a la troposfera escapado (por encima de los sistemas meteorológicos, por donde viajan los aviones a reacción), para retornar de nuevo a la superficie.

“Todos los días se depositan más de 800 millones de virus por medida cuadrado sobre la capa conclusión planetaria”, explicó Curtis Suttle, virólogo de la Universidad de la Columbia Británica y colaborador de Reche. Allá en la troposfera escapado pueden recorrer miles de kilómetros e incluso cambiar de continente.

dfdf

Sabíamos que las bacterias y los virus eran arrastrados en dirección a la medio en el polvo o el rocío del mar. Pero no sabíamos cuánto de ese material superaba la capa conclusión y llegaba a 2500 o 3000 metros de cima. Y esa era la esencia para dar poco de sentido a los “virus idénticos” repartidos por todo el mundo.

Utilizando diversas estaciones a lo prolongado de Sierra Nevada en Granada (España), el equipo descubrió que miles de millones de virus y decenas de millones de bacterias que se están depositando diariamente por medida cuadrado sobre la capa conclusión de la medio.

Las tasas de virus estaban entre 9 y 461 veces por encima de las bacterias. El mundo de los virus desvela uno de sus secretos mejor guardados. Y las consecuencias de todo esto (especialmente para la epidemiología) están aún por descubrir.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales