la loca idea del cofundador de Netflix para rescatar las salas de cine

Las salas de cine en Estados Unidos están reportando el peor verano en mucho tiempo, con una caída del 11% en espectadores respecto a 2016, cuando 2016 igualmente había reportado una caída del 5% respecto al año susodicho. ¿Qué está pasado? Muchos se lo atribuyen a los servicios de streaming, otros dicen que la familia prefiere quedarse en casa a ver una película, pero la existencia es que los precios de las salas han aumentado sus precios de forma descomunal, lo que hace que ir al cine en grupo o en pareja hoy día sea considerado un ostentación.

MoviePass es una compañía que nació en 2011 con la idea de crear una de suscripción mensual para aquellos que aún prefieren ir al cine. Desde su fundación ha tenido varios esquemas dependiendo del heredero y la zona de Estados Unidos, pero hoy averiguación atacar de forma agresiva el mercado al ofrecer una opción que ofrece presentarse al cine una vez al día por 9,95 dólares al mes, sí, como si fuese una suscripción de Netflix. Y es que lo raro es que el contemporáneo CEO de MoviePass es el cofundador de Netflix.

Una idea que podría replicarse en todo el mundo

Mitch Lowe, cofundador de Netflix, ex presidente de Redbox y contemporáneo CEO de MoviePass, está apostando todo para admitir familia a las salas de cine. La propuesta de suscripción ha sido la saco de MoviePass desde su inicio, donde ellos se encargan de avalar el precio completo de cada boleto a la sala de cine cuando uno de sus usuarios acude a ver una película.

Como no todos los usuarios ven diariamente una película, todas las suscripciones terminan subvencionado los costes de avalar los boletos a precio completo a cada cine. La idea es buena, pero nunca terminó de separar adecuado a que las suscripciones tenían muchas variantes y con precios en torno a los 30 y 50 dólares, y aunque el precio ha ido bajando, los usuarios quieren avalar mucho menos.

Es así como la compañía acaba de anunciar su plan más ambicioso, una suscripción única por 9,95 dólares que da golpe a una película diaria en cualquier sala de cine que acepte tarjetas de crédito o débito. Es aseverar, la sala de cine no pierde porque se le termina pagando el precio completo; el heredero apetencia la posibilidad de ir al cine al avalar lo equivalente a una entrada; mientras que MoviePass apetencia datos, sí, ya que obtiene información de los hábitos de los espectadores para luego venderlos con fines publicitarios.

Por supuesto hay algunas restricciones: la suscripción es intransferible, sólo se pueden comprar los boletos en persona para funciones de ese día y no aplica en funciones 3D o IMAX. Aún así es una opción atractiva ya que con sólo ver una película al mes el coste de la membresía queda cubierto. Por lo susodicho es que la web de MoviePass está caída delante la avalancha de familia que quiere contratar una membresía.

El punto secreto de este maniquí de negocio está en la liquidación de datos, ya que hace una semana MoviePass obtuvo financiación por parte de Helios and Matheson Analytics Inc. con la condición de saludar los datos de consumo de sus usuarios. Es aseverar, MoviePass estará vendiendo la actividad de sus suscriptores para la implementación de anuncios, no sólo en los cines, sino igualmente vía web, ya que la suscripción se friso en una aplicación para iOS y Android desde donde se monitoriza parte de la actividad y hábitos del heredero.

Algunos analistas pronostican que este maniquí de negocios será todo un éxito ya que la inversión es mínima y se aprovecha el cladoso mercado de la publicidad y los datos personales. Por ello se cree que esta idea podría ser fácilmente implementado en otras regiones del mundo, ya que no se necesita que las cadenas de cine estén de acuerdo, todo queda entre quien ofrece el servicio, el heredero y por supuesto, la compañía que esté dispuesta a avalar por los hábitos de consumo de una gran cantidad de clientes.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales