La ley de Moore vuelve al ataque, pero esta vez para resolver el problema del calentamiento mundial

El combate contra el calentamiento mundial sigue planteando muchas dificultades prácticas, pero un peña de investigadores han ideado un sistema que podría proyectar una posibilidad actual. El secreto estaría curiosamente en la célebre Ley de Moore de la informática.

La idea sería la de aplicar ese principio al contemporáneo problema medioambiental. Esta variación de la Ley de Moore plantea estrechar a la medio las emisiones de dióxido de carbono cada término, doblando el uso de energías limpias cada cinco primaveras.

Vuelve la ley de Moore, pero esta vez con un objetivo aún más importante

Según los científicos encargados de desarrollarla, esta ley de Moore adaptada proporciona un método simple, amplio y cuantificable para que gobiernos y empresas realicen esos cortaduras en sus emisiones de dióxido de carbono.

Mooreco2

La ley de Moore lleva décadas cumpliendo aquella estimación innovador de Gordon Moore, cofundador de Intel. Este ingeniero observó que el número de transistores del procesador de los ordenadores se duplica aproximadamente cada dos primaveras. Aquel antecedente ha servido como objetivo y estandarte de una industria tecnológica que lo ha seguido fielmente exceptuado en estos últimos primaveras en los que sostener ese implacable ritmo de alivio está empezando a ser muy complicado.

Como explica Johan Rockström, de la Universidad de Estocolmo, “ya hemos iniciado esa trayectoria. En la última término, la cuota de energías renovables en el sector energético se ha doblado cada 5,5 primaveras. Si ese ritmo se mantiene los combustibles fósiles abandonarán el sector energético suficiente ayer de que llegue el año 2050“.

Un software arribista pero posible

Estos investigadores plantean la desaparición del carbón en 2030 y de la gasolina en 2040. Para los desarrolladores de la idea este es un método asumible por todos los firmantes del Acuerdo del clima de París y que puede ayudar a solucionar un problema real, sobre todo ahora que hemos cruzado una delgada línea roja en esa lucha en la que los países del mundo llevan mucho tiempo sin hacer los deberes y en la que en algunos casos el futuro no pinta nada bien.

Hay retos importantes sobre todo en la término de 2020 en la que los expertos creen que deben desaparecer tanto el carbón como los vehículos con motores de combustión, poco que desde luego parece factible. Según el profesor John Schellnhuber del Potsdam Institute —otro de los autores del esquema— tenemos todo lo necesario para seguir ese planteamiento: “lo que estamos diciendo es que si juegas aceptablemente tus cartas, ganas el surtido“.

Otro universitario, el profesor Chris Rapley del University College en Londres, ratificaba esa idea de adaptar la ley de Moore a este objetivo. “El artículo cumple una función útil y ofrece una forma para expresar de nuevo los objetivos de París en términos prácticos que definen qué acciones deberían conseguirse. Hay otras posibilidades, pero la idea de una relación con la Ley de Moore es muy atractiva“.

Más información | Science
En Xataka | De nanómetros, miniaturización y ley de Moore: el futuro de los transistores


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales