La inteligencia artificial de Google ha aprendido a editar fotografías por sí sola y el resultado es asombroso

Los aficionados a la fotografía saben que asimilar este arte requiere tiempo, paciencia y constatar mucho. Pero ahora Google nos quiere demostrar que la inteligencia químico puede imitar las capacidades de un fotógrafo en tiempo récord y con resultados sobresalientes.

En un nuevo experimento, Google nos muestra como su sistema de inteligencia químico es capaz de editar fotografías de paisajes de forma profesional, a un nivel que incluso es capaz de engañar a fotógrafos que han dedicado gran parte de su vida a esto.

La inteligencia químico asimismo sabe de arte y buen complacencia

Hui Fang, ingeniero de software del equipo de Percepción de Máquina de Google, está presentando un nuevo esquema donde nos demuestra que la inteligencia artificial no sólo sirve en tareas donde la respuesta es sí o no, sino que asimismo es capaz de cobrar entrenamiento estético y realizar actividades más subjetivas, como el arte y la fotografía.

En esta ocasión se utilizaron técnicas de machine learning para entrenar una red neuronal capaz de escanear miles de fotografías de Street View, logrando detectar aquellas con paisajes panorámicos y así editarlas siguiendo el flujo de trabajo de un fotógrafo. El objetivo era que estas fotos fueran estéticamente agradables al ojo humano.

Es así como el sistema eligió varias fotografías, las recortó, ajustó la iluminación y la saturación, donde lo más importante de todo es que esto lo hizo por zonas, ya que no se trataba de aplicar un filtro, sino de clasificar cada uno de los rudimentos de la estampa para darles un tratamiento especifico.

Estos fueron algunos de los resultados. (Abajo se encuentra la foto innovador en Street View y en lo alto la editada por el sistema de inteligencia químico).

Image5 Jasper National Park, Canada.
Image9 Interlaken, Suiza.
Image3 Parque Parco delle Orobie Bergamasche, Italia.
Image7 Jasper National Park, Canada.

Para entender si el sistema de IA estaba haciendo un buen trabajo, Google pidió a varios fotógrafos profesionales que calificaran las fotografías generadas por la IA, las cuales estaban mezcladas con fotos editadas por fotógrafos reales. El resultado fue que casi el 40% de las fotos editadas por la IA fueron clasificadas como ediciones ‘profesionales’ y ‘semi profesionales’.

Fang menciona que el objetivo de este esquema es crear herramientas que en un futuro estén al gravedad de todo el mundo, esto para tratar de estrechar la carga de trabajo de los fotógrafos, o que cualquier persona sea capaz de tomar una fotografía y editarla de una forma más profesional, más allá de aplicarle un simple filtro.

Para quienes deseen ver el resto de las fotos creadas por la IA de Google, han montado una web con una galería donde se pueden ver el ayer y el luego de una gran cantidad de fotografías.

Más información | Creatism


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales