1480633123_450_1000.jpg

La historia de la cámara Nikon que se ha vendido en subasta por más de 400.000 dólare

El coleccionismo no tiene límites cuando se prostitución de sufragar por una estancia que forma parte de la historia de una marca icónica. Nikon, que ahora es uno de los máximos exponentes en fotografía, tiene un currículum de casi un siglo y prueba de ello es la Nikon One, una cámara que se ha vendido por 406.000 dólares en una subasta. ¿Qué historia tiene esta estancia para lograr a tal valencia de traspaso?

La subasta se realizó en la casa austriaca Westlicht, siendo el precio de partida los 90.000 euros y cuyo precio final estimado era de 180.000 euros (llegando al final a más del doble). ¿El motivo? Es la estancia más antigua de la trayectoria de Nikon en fotografía.

La primera piedra de un camino de casi un siglo

La empresa originaria nace en Japón en 1917 como la compañía de óptica Nippon Kōgaku Kōgyō. Con el tiempo fue creciendo y especializándose, siendo proveedora de instrumentos ópticos del ejército japonés en la Segunda Guerra Mundial y llegando a trabajar en la construcción de cuerpos de cámaras Canon en 1930, pero aún tardaría casi dos décadas en lanzarse al mercado dela fotografía con sus propios modelos.

En 1946 pasó a llamarse ya Nikon (como una fusión entre Nippon Kōgaku -óptica japonesa- y la marca Ikon de Zeiss), volviendo a la fabricación de productos para civiles. Dos abriles más tarde es cuando por fin empiezan con la fabricación de sus propias cámaras fotografiando iniciando la que sería una larga trayectoria con la Nikon One o Nikon I.

Nikon I

Esta cámara, para la cual se diseñó un primer objetivo Nikkor de 50 mm/F3.5, disparaba fotografías con formato 24 x 32 milímetros. Las velocidades de obturación que ofrecía eran de 1 a 1/20 segundos y de 1/30 a 1/500 segundos, con modos time y bulb, y sin sincronización de flash (ésta no llegaría a Nikon hasta 1950 con la Nikon M Syncro).

No fue hasta más tarde cuando la marca empezó a popularizarse entre los periodistas estadounidenses como David Douglas Duncan, que usó ópticas Nikorr para cubrir la exterminio de Corea. El auge de Nikon vendría seguidamente, con la fabricación del maniquí Nikon S, de la que se llegaron a manufacturar 36.746 ejemplares.

De hecho, de la Nikon One se llegaron a producir más aceptablemente pocas, menos de la medio de la segunda cámara de Nikon (la Nikon M, 1951) que ya tuvo una tirada corta (unas 1.600 unidades). Según Robert Rotolini, autor de Nikon Rangefinder Camera: An Illustrated History, se llegaron a producir sólo 738 Nikon One: una primera serie con número de remisión de cuatro dígitos (6091-6095), una segunda con número de serie de cinco dígitos (60912-60983) y una tirada final en 1949 con números de serie de seis cifras (609158-609758).

The only ‘one’: no hay otra más antigua

La importancia de la cámara más allá de la decrepitud en sí es el hecho de que sea el inicio de la incursión de Nikon en la fotografía con sus propias cámaras (ya no sólo anteojos). Y tras unos 70 abriles, con tan pocas fabricadas y no siendo una cámara que destacase especialmente, no es demasiado comprensible hacerse con una hoy en día, aspectos que ya hacen que su valencia se incremente.

Nikon 06

Pero por otra parte la que se ha subastado ahora es la más antigua que hay circulando de las que se tiene constancia, con el número de serie 60922. El maniquí en cuestión no lleva la lupa que mencionábamos ayer, sino que monta una óptica 50 mm/F2.0 (el onceavo maniquí de objetivo que fabricó Nikon), con terminado plateado (el que tuvo la mayoría de unidades, aparte unas pocas en irritado) y la inscripción Made in occupied Japan en la cojín. La manguita, la clásica de cuero, igualmente tiene valencia al ser un maniquí muy particular con doble correa, según la casa de subastas.

Imágenes | DPReview, Mir
En Xataka foto | De la Nikon 1 a la D70s: la historia de esta compañía a través de sus cámaras


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales