La historia de Creeper, el primer virus informático jamás programado

“Soy una enredadera… ¡atrápame si tú puedes!”. Corría el año 1971, y este mensaje empezó a aparecer en varios ordenadores de ARPANET. Por aquel entonces nadie había conocido carencia igual en el mundo de la informática, un software que se replicaba a sí mismo y se difundía de un nodo a otro por la red.

El software se llamaba Creeper (enredadera), y hoy está considerado el primer virus informático de la historia. No era un software taimado, y simplemente viajaba por la red replicándose a sí mismo y mostrando este mensaje allá por donde pasaba. Sin requisa fue el principio de poco, ya que como respuesta directa al lucha que supuso acabó naciendo poco luego el primer antivirus.

El primer vírus, que no fue un vírus

Creeper Código de Creeper

Los primeros programas informáticos capaces de replicarse a sí mismos fueron pronosticados ya en 1949 por el matemático John von Neumann, que fue el primero en teorizar sobre poco parecido a un virus o larva informático. Sin requisa, no fue hasta 1971 que el ingeniero Robert H. (Bob) Thomas creó a su Creeper convirtiendo la teoría en ingenuidad.

Thomas trabajaba para BBN Techonologies en Massachusetts, Estados Unidos, la misma empresa que empleó al creador del correo electrónico Ray Tomlinson, y donde trabajaron otros genios como Vinton Cerf, Robert Kahn o J. C. R. Licklider.

“CREEPER es un programa de demostración que puede migrar de una computadora a otra dentro de la red ARPA mientras realiza su sencilla tarea”, Robert H. Thomas

Creeper fue un investigación diseñado para demostrar que un software podía ser capaz de recorrer la red saltando de un ordenador a otro mientras realizaba una tarea concreta. Su objetivo fueron los ordenadores DEC PDP-10 con el sistema operante TENEX, que eran los predominantes en los centros de investigación y universidades estadounidenses que componían ARPANET.

Sin requisa y pese a ser considerado el primer virus de la historia, en la práctica no todos están de acuerdo con que se le defina como tal. Ya no sólo porque el concepto de virus informático no nacería hasta los 80, sino porque no estaba destinado a hacer daño, sino a demostrar las aplicaciones móviles del software.

Creeper podía durar a imprimir un archivo, pero luego se detenía. Entonces buscaba otro ordenador con TENEX, establecía una conexión, se copiaba en él empezando a mostrar su mensaje y se borraba del equipo en el que había estado. Vamos, que más que replicarse a sí mismo (poco que sólo hacía unas cuantas veces), iba saltando de nodo en nodo.

Pero no dejaba de ser una alcoba de software rápida y escurridiza, y eso suponía un lucha para el resto de genios informáticos de la época. Esto hizo de Creeper un revulsivo que sirvió para que acabase creándose al que podríamos concretar como el primer antivirus de la historia.

Se llamaba Reaper, que significa segadora por eso de ir contra la “enredadera”, y fue diseñado muy poco luego por el padre del correo electrónico Ray Tomlinson. Su única encargo era la de ir eliminando a Creeper de los ordenadores de en los que se escondía, para lo cual imitaba su conducta viajando y replicándose a si mismo entre los equipos de la red.

El concepto se desarrolla en los setenta

Apple Ii

Dos abriles luego de Creeper y Reaper, en 1973, la película Westworld de Michael Crichton mostró el concepto de virus informático tal y como hoy lo conocemos. Lo utilizó como hilo conductor de un film en el que una malfunción hace que los robots de un parque se comporten como no deberían. Uno de los personajes define el problema como un patrón que sugiere un proceso de enfermedad infecciosa que se extiende de una máquina a otra.

Pero fue un año luego cuando llegó el que quizá sí que es el primer virus informático maligno del que se tenga conocimiento. Se llamó Rabbit, conejo, y se reproducía sin detener haciendo copias de sí mismo en un único ordenador hasta obstruir el sistema reduciendo su rendimiento y provocando que se acabase bloqueando.

Después, en el año 1981 llegó el primer virus a gran escapa. Se llamó Elk Cloner y fue escrito por Richard Skrenta para los Apple II, considerados particularmente vulnerables conveniente por acumular su sistema operante en disquete. El virus se instalaba en un equipo cuando se le insertaba un disquete infectado, y monitorizaba los accesos de disco para infectar los sectores de puesta en marcha de otros que se insertasen para ir saltando de equipo a equipo.

El propio autor de la alcoba de software admitió que con sólo reiniciar el equipo el virus se borraba de su memoria interna. Sin requisa en la época había muy pocos conocimientos de los peligros del malware y sus métodos de expansión, por lo que los hábitos de los usuarios acabaron haciendo que Elk Cloner consiguiese un talento sobresaliente.

Cinco abriles luego, en 1986, se difundió el primer virus para equipos compatibles IBM PC. Se le llamó BRAIN, e infectaba los sectores de inicio del sistema operante MS-DOS. El se distribuía a través de copias no oficiales del sistema operante, y su fin era el de monitorizar el software en un intento de detener y contabilizar las copias ilegales que se hacían.

Tenía la particularidad de avisar a los propietarios de los ordenadores que habían sido infectados, ofreciendo los datos de contacto de su autor. En el mensaje que mostraba te decía que habías sido infectado, y que les contactases para la vacuna. Desde entonces los virus informáticos no han dejado de cambiar, pero eso ya es otra historia.

Imagen de portada | Geralt
En Xataka | Todo Internet cabía en un papel A4 hace 40 años: la historia del nacimiento de ARPANET


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales