La gente de la tecnología debemos empezar a entender qué es de verdad una burbuja financiera

Bitcoin está en boca de todos, no solo de los medios de tecnología. Pero mucha familia tecnológica ve esta revolución como poco exclusivo, imparable y con una subida de precios completamente justificada. Sin confiscación hay una corriente de opinión (muchas veces desde el mundo de la heredad) que piensa que lo que estamos viendo con Bitcoin no es más que una burbuja financiera.

Lo cierto es que las burbujas financieras son difíciles de ver cuando se está en ellas y muy claro cuando han pasado. Tampoco hay teorías claras de por qué se producen. Y la posibilidad de que Bitcoin sea una burbuja es suficiente para que los tecnófilos nos pongamos las pilas y entendamos adecuadamente qué es una burbuja financiera.

Valor y precio

Una burbuja financiera se forma cuando un activo sube de precio de forma desproporcionada, alejándose el precio del valía intrínseco del mismo. Es aseverar, los seres humanos tenemos una forma de fijar los precios determinados por propuesta y demanda, que puede hacer que los precios se encuentren por encima o por debajo de su valía verdadero.

Aunque la teoría económica clásica dice que los mercados son eficientes, lo cierto es que en cualquier mercado que vayamos hay mucha volatilidad (variaciones rápidas de precios) cuando el valía no cambia tan rápidamente. Por tanto los mercados pueden ser eficientes en el holgado plazo, pero en momentos determinados la fijación de precio no es perfecta.

Como determinar el valía intrínseco de un activo no es cero claro, las burbujas son difíciles de detectar. Alguien podría indicar que el mejor mecanismo que tenemos para determinar el valía es precisamente el precio, la propuesta y la demanda. Pero si en el holgado plazo el precio de un activo se desploma sí que se puede contrargumentar que estábamos frente a una burbuja, una fijación desproporcionada de los precios.

Burbujas pasadas y presentes

La mejor forma de visualizar lo que es una burbuja es mediante ejemplos. En la historia ha habido muchas burbujas. Una de las más famosas es la de los tulipanes en la Holanda del siglo XVIII aunque algunos historiadores dicen que no fue tal.

Si nos remontamos a ejemplos más cercanos tenemos la burbuja punto com de finales del siglo XX y principios del XXI. Internet era una revolución que lo iba a cambiar todo y cualquier empresa que tuviera relación con esta “nueva economía” era deseada por los inversores, independientemente de que fueran máquinas de perder caudal.

En el pico de dicha burbuja el Nasdaq llegó a cotizar en 5000 puntos, y en cambio a finales de 2002 rozaba los 1000 puntos (es aseverar, un invesor que hubiera comprado una selección de acciones cotizadas en el Nasdaq habría perdido un 80% de lo invertido; en algunas compañías concretas, que quebraron, la pérdida fue decano).

Otra burbuja fresco es la inmobilaria que hemos sufrido en nuestro país. El pico de valoraciones de vivienda estuvo en 2007-2008, con una caída de los precios desde entonces hasta 2013-2015 de casi un 40% (en algunas zonas más, en otras menos). Esta burbuja irracional hizo que se construyera mucho más de la cuenta, que la familia se endeudara por encima de lo regular y casi arrastra al país al barranca financiero (y podríamos quitar el casi, llegamos a tener un 25% de paro).

Como extremo ejemplo podríamos mirar las valoraciones de muchas empresas en estos momentos. Históricamente el PER (precio a beneficio) de la bolsa se sitúa entorno a 16, y en el índice S&P500 de EEUU el PER está entorno a 30. Unos títulos muy altos que muchos señalan como una burbuja de valoraciones. Que esto sea una burbuja es complicado de determinar porque asimismo se da una circunstancia nunca horizonte con prioridad: los tipos de interés son prácticamente cero y los inversores son capaces de tomar aventura (cambiar en empresas) aunque la rentabilidad no sea muy incorporación, con tal de tener poco de beneficio (un PER parada significa que pagas mucho por los beneficios, luego la rentabilidad es herido).

Mecanismos y fases de una Burbuja

Los mecanismos de las burbujas financieras son proporcionado desconocidos. Ha habido algunas sugerencias en el pasado pero no acaban de encajar adecuadamente con las pruebas empíricas. Lo cierto es que en algunos momentos se produce una realimentación positiva, es aseverar, cuando poco sube exhuberantemente en sitio de favor un impacto compensación (por ejemplo, que los inversores anteriores vendan para afianzar sus ganancias) todo el mundo se sube al carro de los compradores. También hay indicaciones de que el entrada al crédito claro y económico (cosa que estamos viviendo) provoca burbujas.

Lo que es cierto es que las fases de una burbuja están bien definidas. Tras un aumento auténtico de precios conveniente a factores reales y fundamentados, la subida atrae a los especuladores (que no tienen por qué ser malvados hombres vestidos de desfavorable en Wall Street, puede ser perfectamente familia que ha manido lo que sucede y no quiere quedarse fuera, no quiere ser el “único tonto” que no invierte).

Después de esto la subida empieza a ser exponencial y a los que señalan que puede ser una burbuja se les descalifica diciendo que no entienden cero, que es un nuevo arquetipo, nueva heredad o cualquier cosa similar. Por extremo se produce el estallido, no sin que antiguamente los verdaderos expertos vendan sus posiciones. Y aquí los que no eran especuladores profesionales pierden mucho caudal.

Pistas de que Bitcoin podría ser una burbuja

¿Por qué se dice que Bitcoin puede ser una burbuja? Primero, porque la subida es brutal. Una subida tan prócer puede estar fundamentada porque vaya a provocar cambios radicales en la sociedad, pero hay que rememorar que otros cambios radicales en la sociedad, como la tren o Internet, asimismo vivieron sus burbujas, y aunque había poco de fundamento detrás de ellas la inversión fue excesiva e irracional y dejó quebrados a muchos inversores.

Segundo, porque tiene fallos. La volatilidad no le permite ser un medio de pago, sino un valía refugio. Y como valía refugio solo cuenta con la escasez y la confianza. Si pierde la confianza se puede desplomar muy rápido. Y por otra parte hay algunas limitaciones técnicas, como el consumo energético que requiere para funcionar en los niveles actuales.

Bitcoin 2643188 1920

Y tercero, porque recientemente se oyen descalificaciones similares a las de anteriores burbujas: esto es un cambio de arquetipo, va a revolucionar las transacciones económicas, no entiendes efectivamente como funciona y un holgado etcétera.

Y yo a todo el mundo que me pregunta le digo lo mismo: estoy convencido de que Bitcoin es una burbuja financiera. En una burbuja se puede superar mucho caudal pero asimismo perderlo, porque nadie quiere ser el primero en retirarse pero cuando la música se apaga ya es tarde. Yo personalmente pienso como García Paramés (uno de los gestores de fondos de inversión más reputados de España): aunque haya gente que gane al black jack, prefiero no jugar.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales