La estatua de 3000 abriles encontrada en El Cairo no era de Ramsés II sino del faraón Psamético I

Recientemente se llevó a extremidad uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de las últimas décadas. Arqueólogos desenterraron un coloso de 8 metros de suspensión y 3.000 abriles de decrepitud que se creía representaba a Ramsés II, pero han descubierto que en verdad rendía tributo al faraón Psamético I.

La estatua milenaria fue descubierta enterrada en lo que actualmente es un intramuros muy insuficiente de El Cairo, Egipto, cerca de las ruinas del templo de Ramsés. Su ubicación fue lo que llevó a creer a los arqueólogos que se trataba de una estatua del faraón mejor conocido como Ramsés el Grande, pero no fue así. En verdad la estatua fue construida para representar a un faraón que gobernó seis siglos más tarde.

Foto: Nariman El-Mofty / AP Images.

El ministro de Antigüedades de Egipto reveló que, al estudiar de forma minuciosa la cabecera del coloso, se percataron de algunos detalles como la forma de la corona y los rasgos de rostro y los fanales, los cuales son característicos de esculturas durante otros períodos. Tras seguir buscando en las ruina encontraron reliquias enormes con inscripciones que confirmaron sus sospechas: la estatua no es de Ramsés II sino de Psamético I.

Este faraón tuvo uno de los reinados más largos en la historia de Egipto, entre el 664 a.C. y 610 a.C., para un total de 54 abriles al poder. Fue el responsable de fundar la dinastía saita al conseguir la independencia del Imperio asirio. Esta estatua se ha convertido, según los oficiales egipcios, en la viejo escultura encontrada de ese período. [vía BBC / The Daily Star / El Mundo]

Más imágenes del coloso que encontraron en El Cairo:

Foto: Nariman El-Mofty / AP Images.
Foto: Amr Nabil / AP Images.
Foto: Nariman El-Mofty / AP Images.
Foto: Amr Nabil / AP Images.
Foto: Nariman El-Mofty / AP Images.

Síguenos todavía en Twitter, Facebook y Flipboard.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales