la CNMC abre expediente a Gas Natural y Endesa en plena batalla energética

El mercado energético gachupin cada vez se parece más a una pelea de bandas callejeras. Tras abriles de polémicas, legislaciones absurdas, reformas que no llegan y precios disparatados, la situación es cada vez más insostenible y parece que está a punto de prorrumpir. Algo que, sinceramente, nadie sabe si es buena nota o no.

Porque el posterior movimiento de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia, abrir expediente a Gas Natural y a Endesa por una posible manipulación del precio de la energía, es sólo el posterior paso en una subida política, administrativa y jurídico en la que uno siempre tiene la sensación de que lo que menos importa es el consumidor final.

Un mercado débil, manipulable y, sin confiscación, indispensable

No sé si recordáis que los precios de la energía se dispararon el año pasado hasta conseguir a cotas históricas. Ahora sabemos que la CNMC cree que no fue casualidad. Ni mucho menos. Según Competencia, todo apunta a que hubo una manipulación por parte de las grandes eléctricas. Es opinar, Gas Natural y Endesa supuestamente maniobraron para para colar la producción de determinadas centrales (especialmente de gas) a los precios más elevados posibles.

La respuesta de Gas Natural no se ha hecho esperar: “lo que vehemencia la CNMC manipulación, es, en sinceridad, sencillez de mercado“. Es opinar, sencillamente, negocio. No se quedan ahí: explica que llevan abriles pidiendo a Competencia que investigue el mal funcionamiento del mercado y siempre han obtenido la callada por respuesta.

Llevan razón en que si la dependencia no es capaz de diseñar un sistema capaz de equilibrar precios bajos con cierta rentabilidad de las empresas, no tiene demasiada licitud al pedirles que no jueguen con las reglas que ella misma les ha cedido. El problema es que ni la cuestión es tan simple, ni se alcahuetería de una batalla aislada.

La Guerra de los 30 vatios

Thomas Kelley 74096

Esta pleito está siendo muy larga: En los últimos meses, las autoridades españolas y europeas vigilan de cerca el mercado de gas frente a las dudas de manipulación; por otro costado, Gas Natural ha demandado al Estado por haber favorecido a las renovables y pide 400 millones. Mientras tanto, la misma CNMC acaba de recurrir al Tribunal Supremo por el retazo de funciones que les aplicó el gobierno en la última reforma.

A eso tenemos que sumarle incluso una pugna soterrada entre empresas. Mientras Gas Natural tiene una posición destacada en el sector de la energía producida por gas, Iberdrola lo tiene en la hidroeléctrica. Es opinar, las estrategias de ambas empresas están más vinculadas de lo que parece y, como podéis imaginar, el tablero por más liberalizado que esté, dista mucho de la competencia perfecta.

A eso se debe el hecho de que desde que se liberalizó el mercado los precios no han dejado de subir. Y carencia indica que vaya a dejar de hacerlo. Entre los analistas hay cierta sensación de cambio de ciclo, pero nadie sabe a dónde nos llevará la ruptura del sistema. Empieza a ser una tradición navideña esto de no retener qué va a suceder con el mercado de la energía.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales