El Samsung Galaxy Note 7 debe ser el smartphone con la viejo mala suerte de la historia de dispositivos tecnológicos. Le han ocurrido tantas cosas malas que solo nos queda imaginar que la razón por la cual la compañía insiste en venderlo es para rescatar y revivir la marca, Note, y en un futuro cercano retornar a entregar teléfonos de esa matiz.

Renacido de sus cenizas, Samsung decidió hacer una impresión distinto del Note 7 para fans. Limitado a 400.000 unidades, solo acondicionado en Corea del Sur con precio rebajado. Se había avisado que el teléfono tendría una cazos más pequeña para evitar los problemas de sobrecalentamiento que obligaron a retirar todas las unidades dos veces durante el año pasado.

iFixit ha desarmado el smartphone y lo confirma. El Note 7 impresión para fans es exactamente el mismo teléfono de antaño, simplemente una cazos de pequeño capacidad, de 3500 mAh a 3200 mAh, 9% más pequeña y 2,3 gramos más liviana.

Salvo la cazos y un pequeño cambio en la antena por compatibilidad con las operadoras coreanas, el smartphone es exactamente el mismo. No hay mejoras en el chip como se dijo en algún rumor meses detrás. No hay ningún otro componente adicional para evitar que la cazos explote más allá del cambio físico de esta.