Jeff Bezos además planea lograr a la Luna con Blue Origin y entregar paquetes como si fuese Amazon

Hace una semana saltaba la noticia que SpaceX, compañía de Elon Musk, enviaría a dos turistas a un delirio cerca de de la Luna a finales de 2018. Hoy Jeff Bezos, dueño de Amazon, dice que su compañía espacial, Blue Origin, además llegará a la Luna, pero a diferencia de Musk, él averiguación colaborar para imaginar una almohadilla permanente en el secuaz.

Según el Washington Post, además propiedad de Bezos, ha tenido acercamiento a un documento dirigido a la NASA y a la sucursal de Donald Trump, donde el patrón daba a conocer los detalles de una primera etapa para colonizar la Luna, y donde cerraba mencionando que “es hora de que Estados Unidos regrese a la Luna, esta vez para quedarse”.

La Luna como objetivo de intereses privados

Según el plan de Bezos, la primera etapa consistiría en un servicio de correo operado por Blue Origin, similar a Amazon, el cual entregaría los materiales y componentes para crear una almohadilla en la Luna. El objetivo de esta almohadilla es que los astronautas puedan existir ahí por un tiempo y sea usada en tareas de investigación, donde no se descarta su uso para penetrar turistas.

Para cumplir este objetivo, Blue Origin se apoyaría en su nuevo cohete New Glenn, que fue anunciado en septiembre del año pasado, con el que además buscan competir con el Falcon Heavy de SpaceX. Hasta el momento no hay un anuncio oficial por parte de Blue Origin, y todo se mantiene con un “plan secreto” con detalles por pulir.

Be4

Además de esto, hoy Jeff Bezos apareció en Twitter para confirmar que finamente su potente motor para cohetes BE-4 está perspicaz. Después de seis primaveras de crecimiento, el primero de los seis motores que impulsarán a New Glenn ya ha sido ensamblado.

Hay que recapacitar que New Glenn será un cohete que se podrá adaptar a dos o tres etapas, en él podrá transportar desde carga hasta astronautas más allá de la recorrido quebranto terráqueo. Incluso Bezos asegura que su cohete será hasta 30% más potente que el Falcon Heavy de Elon Musk, donde adicionalmente la primera etapa de dicho cohete será reutilizable.

Hasta el momento no hay una vencimiento definida para iniciar con las pruebas del New Glenn, adicionalmente sólo tenemos un motor habitable, con el segundo y tercero ya en etapa de ensamblaje. Pero eso no es todo, ya que la fabrica donde se fabricará dicho cohete está casi nada en construcción en el interior de Cabo Cañaveral, Florida. Mientras tanto, los motores BE-4 empezarán a ser probados en un sitio al Oeste de Texas.

Cohetes

En Xataka | New Glenn, el gigantesco cohete con el que Jeff Bezos quiere competir contra Elon Musk


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales