JBL Pulse 3, análisis. Review con características, precio y especificaciones

El verano es calor y no perder la oportunidad de bañarnos para intentar aplacar estas temperaturas cada vez mayores (y cada vez más pronto). No es extraño que lo resistente al agua esté de moda y ahora es cuando puede venirnos mejor, sobre todo si nos da para crear poco de hábitat, como es el altavoz JBL Pulse 3, del cual te traemos su prospección.

No vamos a desmentir que lo mejor de probarlo ha sido refrescarnos con él sin estar preocupados porque el agua acabe con la fiesta, pero en este producto adicionalmente se ha priorizado el diseño y hemos comprobado que es atractivo. Inalámbrico y con iluminación personalizada, el JBL Pulse 3 es la transformación water-resist del Pulse 2 y este verano llega a Europa. Os contamos qué tal es.

JBL Pulse 3, especificaciones técnicas

JBL Pulse 3
Dimensiones 223 x 92 x 92 milímetros
Peso 960 gramos
Rango de frecuencias: 65 Hz – 20 kHz
Transductor 3 x 40 milímetros
Potencia de salida 20 vatios
Relación señal-ruido ≥80 decibelios
Conectividad Bluetooth 4.2
Potencia del transmisor Bluetooth 0 – 9 decibelios-milivatio
Intervalo de frecuencias del transmisor Bluetooth: 2,402 – 2,48 GHz
Modulación del transmisor Bluetooth GFSK, π/4-DQPSK, 8DPSK
Otros Resistencia IPX7, micrófono, derogación de ruido
Batería Ion litio 6.000 mAh (tiempo e carga 4,5 horas a 5 vatios y 2,3 amperios)
Precio 249 euros (arreglado a la liquidación próximamente)
Jbl Pulse 3 Tarde 02

Diseño: inasequible ocurrir inadvertido con él, comprobado

El diseño cilíndrico o tubular es relativamente habitual en este tipo de productos, sacando provecho la superficie para emitir el sonido en 360 grados. En este caso no se aprovecha toda para ello, sino que los altavoces quedan en la cojín (tras la rejilla), con dos subwoofers pasivos en la cojín y la cara superior (y que no debemos pulsar, aunque dé la impresión de que es un gran gema).

Jbl Pulse 3 Agua 02 Vista de la cara superior.

La iluminación “baila” con el ritmo de la música y puede personalizarse, tanto a nivel de patrón como creando uno nosotros mismos

Aunque lo destacable es obviamente el panel LED además en 360 grados que ocupa unos dos tercios del cilindro y que es uno de los principales atractivos del producto (y además uno de los factores diferenciales). La iluminación “baila” con el ritmo de la música y puede personalizarse, tanto a nivel de patrón como creando uno nosotros mismos.

Para ello hay que tirar de una app propia, JBL Connect (arreglado de forma gratuita para iOS y Android), que nos servirá adicionalmente para enlazar distintos altavoces JBL. Hay siete patrones de iluminación predeterminados que pueden personalizarse tomando un color como relato (de una paleta o de nuestro cerca de, gracias a la cámara), o adecuadamente crear uno seleccionando los movimientos de las luces (hasta tres a la vez). Puede seleccionarse desde la app, o adecuadamente cambiarse desde el altavoz con el gema específico.

Jbl Pulse 3 App Ésta es la interfaz correspondiente al menú de selección de patrones de iluminación de la app JBL Connect.
Jbl Pulse 3 App La app JBL Connect. No es específica para este producto, vale para otros altavoces JBL y además para sincronizarlos.

Los recadero físicos del altavoz se sitúan en la parte del altavoz, en la cojín, teniendo uno para el encendido, el Bluetooth, la selección de la iluminación, el tamaño, el asistente de voz (triángulo) y la conexión con otros altavoces compatibles. Al centro y bajo una tapa están los puertos USB y jack de audio, tapa necesaria para evitar la entrada de agua y que sella este espacio, y sobre todo ello los LEDs que indican.

JBL Pulse 3 Los recadero físicos (se pulsan e iluminan) y la tapa que cubre los puertos.

Unos bajos con presencia

El diseño puede ser un punto a considerar en la adquisición de uno de estos altavoces, pero lo crucial y fundamental es la experiencia con el sonido. De potencia van adecuadamente, con un tamaño mayor de 105 decibelios según nuestras pruebas da para ambientar una estancia sin que se echen en desidia más decibelios, y más aún si conectamos varios. De hecho, en la demostración a la que asistimos por su presentación a Europa todo el sonido salía de altavoces Pulse 3 conectados y ubicados en todo el circuito, adecuadamente colgados o apoyados por su cojín.

JBL Pulse 3 En la demo los altavoces colgaban como guirnaldas, cumpliendo como fuente de sonido y como escenografía.

Lo que destaca es que la calidad del audio se mantenga a si subimos a estos volúmenes máximos, pudiéndolo dejar en el 85-90% del tamaño mayor sin arruinar la experiencia. Eso sí, los bajos son harto protagonistas en la composición del sonido y se notan harto cuando ponemos estos niveles, quizás aquí vendría adecuadamente un control específico de los bajos vía app para ajustarlos al estilo del becario.

JBL Pulse 3

La conexión es sencilla, manteniendo pulsado el gema Bluetooth para ponerlo en modo de emparejamiento (emite dos sonidos de cuerda de guitarra y se pone de color azur) y enlazando desde el dispositivo móvil que vayamos a sincronizar. No hemos tenido ningún problema tanto al enlazar como al usarlo y buscarle las cosquillas con el agua o el movimiento, la reproducción ha seguido sin problemas.

Al tener micrófono podemos usarlo para conversaciones telefónicas o con el asistente de voz, de hecho para esto como hemos manido tiene un gema específico. Podemos iniciarlo tanto de aquí como de nuestro terminal, aunque tendremos que estar pegados al altavoz para que nos entienda adecuadamente. También se oye a un tamaño harto inferior que la música que estemos reproduciendo.

JBL Pulse 3

Muchas horas de fiesta, donde sea y cuando sea

En cuanto a la autonomía, dependerá del tamaño que ajustemos en el uso. Manteniéndolo al 35-40% (entre los 70 y 80 decibelios según lo que oigamos, un nivel que permite la buena concierto en una habitación magnate o dos contiguas), nos da para más de 8 horas de concierto durante el día, es aseverar, con una carga tenemos para llevárnoslo tranquilamente si no vamos a acudir a volúmenes altos de forma continua y tendremos para un par de días.

Jbl Pulse 3 Tarde

Eso sí, lo que se echa en desidia es que haya algún indicador de la peroles que queda, por ejemplo los LEDs de carga que hay sobre el gema de encendido (y que indican el estado de carga durante la misma). Lo tenemos en la app, que nos indica con una mostrador de progreso la carga restante (siquiera estaría de más la indicación en porcentaje).

¿Y la resistor al agua? El altavoz está diseñado para resistir salpicaduras y pequeñas inmersiones, siempre asegurándonos de que la tapa de las conexiones está adecuadamente cerrada y nunca mojándolo durante la carga. Nosotros lo hemos puesto a prueba en varias ocasiones (aspersores, cubeta y profusión) y el altavoz ha seguido funcionando sin problemas, por lo que es un buen candidato si queremos audio más potente que un dispositivo móvil en la piscina o en la ducha, por ejemplo.

JBL Pulse 3

JBL Pulse 3, la opinión de Xataka

La proposición de altavoces Bluetooth portables se ha multiplicado en los últimos primaveras y el abano de opciones es muy amplio, como lo han sido tradicionalmente los de auriculares y altavoces tradicionales. Esto casi obliga a la diferenciación, al menos si no se desafío por el bajo coste (sacrificando en muchos casos la calidad o el tamaño).

Jbl Pulse 3

El JBL Pulse 3 ha ido un paso más allá en ese sentido con respecto a lo inicial, con esa resistor a salpicaduras e inmersiones cortas y un diseño atractivo, además en comparación con la competencia. Son éstas las dos características que podrían motivar su adquisición, codeándose a nivel de calidad con otras propuestas como las de Jabra o Logitech.

Jbl Pulse 3

Puede ser nuestra opción si buscamos poco de calidad, en audio y construcción, y vistoso, legado que volver 249 euros para tenerlo en el interior de cuatro paredes sin intención decorativa y/o no exponerlo al agua puede no compensarnos con respecto a otras opciones más económicas. La portabilidad además es poco a tener en cuenta, legado que nos compensaría volver en una manguita (de las oficiales o no) por comodidad y por proteger poco más los subwoofers (en presencia de presiones) y el LED (en presencia de arañazos).


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales