Como cada año por estas fechas, Huawei ha presentado el flagship de gran tamaño que tocaba, el Huawei Mate 10, al que suma el Huawei Mate 10 Pro. Suponen una gran prueba para la compañía y cierran el calendario de grandes anuncios hasta el próximo año. Con ellos, sin perder la esencia que le caracteriza desde hace primaveras, la compañía china se suma a la principal tendencia del mercado, sobrellevar los marcos hasta su mínima expresión dotando de más protagonismo al panel, poco en lo que el Huawei P10 supuso un cierto retroceso.

Como es distintivo en la clan, el Huawei Mate 10 llega con una pantalla LCD QHD RGBW de 5.9 pulgadas que va desde 1.8 nits hasta 730 nits (con soporte para HDR10), y que han aguado como FullView, el equivalente a Infinity Display de Samsung. Sin bloqueo, Huawei se une a esta ola con tres particularidades.

En primer circunscripción, frente a anteriores ediciones y frente al mercado, el Mate 10 tendrá leedor de huellas en su parte anterior, poco que a día de hoy es cada vez más raro, pues dificulta sujetar marcos y ampliar pantalla. En segundo circunscripción, su esta pantalla FullView no llega con ratio 18.5:9, sino que opta por tradicional 16:9. Esto gustará a muchos, pero además tendrá sus detractores, en el sentido de que quizá se haga demasiado orondo para tanta pantalla. En tercer circunscripción, aunque los bordes del terminal son redondeados, la pantalla mantiene sus esquinas cuadradas. La pantalla ocupa el 81.79% del anterior.

A diferencia de su hermano anciano, el Huawei Mate 10 llega con certificación a salpicaduras y polvo IP53. Cuatro son los colores disponibles: Pink Gold, Champgane Gold, Mocha Brown y Black.

El Mate 10 Pro, por su parte, utiliza un panel AMOLED de 6 pulgadas con soporte HDR, con resolución Full HD+ para ajustarse a su ahora sí nuevo ratio de 18.5:9, alcanzando el 81.61% del anterior. Además, el leedor de huellas pasa a la parte que inauguró el Mate 7, la trasera. El Mate 10 Pro llega con certificación IP67 y cuatro colores: Titanium Grey, Midnight Blue, Mocha Brown y Pink Gold.

Lo futuro que cambian son sus cámaras, en plural, pues manteniendo resolución de 20 megapíxeles en el sensor monocromo y 12 megapíxeles en el sensor RGB, sus aperturas suben hasta f/1.6. Esto producirá tomas mucho más luminosas y desenfoques naturales sobrado más pronunciados.

Ambas antiparras llegan con una distancia focal similar, por lo que no veremos aquí un modo de super gran angular como el LG ni “zooms” ópticos 2X como los de Apple o Samsung. Sí que incluirá, gracias a la suscripción resolución, un teleobjetivo híbrido, como la compañía viene haciendo en su matiz suscripción.

Huawei presume de que su rango dinámico y capacidad de fotografiar en movimiento son superiores a los del Samsung Galaxy S8, poco que habrá que esperar para poder comprobar. En cuanto al bokeh industrial, Huawei ha afirmado que mejorará gracias al chip NPU dedicado, que hará uso de Machine Learning para realizar un agradecimiento de bordes superior al de otros modelos, que no acababa de funcionar tan proporcionadamente como en la competencia.

Tal y como ocurrió el año pasado, hay una estampación Porsche Design, que según ambas compañías superó todas las expectativas de ventas y que .

Los Huawei Mate 10 hacen uso de la conectividad propia de Huawei, que siempre está entre la mejor del sector. Alcanzan 4.5G con agregación de 5 portadoras y la posibilidad de contar con 4G simultáneo en las dos tarjetas SIM que entreambos modelos permiten.

Kirin 970 e inteligencia industrial

Su procesador será el Kirin 970, presentado en el pasado IFA. Con él, HiSilicon y Huawei estrenan los 10 nanómetros, garantizando un calor emitido beocio a igual rendimiento que chips anteriores y una eficiencia energética superior. Su CPU está compuesta por 4 núcleos A73 de stop rendimiento a 2.4 GHz y 4 A53 de bajo consumo a 1.8 GHz

. En cuanto al chip manifiesto, estrena la Mali G72 en su interpretación de 12 núcleos. Esto debería poner a Huawei un peldaño por encima de sus competidores pero al usar menos núcleos aquí que Samsung quizá sólo los iguale.

Pese a todo ello, lo verdaderamente relevante del Kirin 970 será su NPU (Neural Processing Unit), un módulo dedicado a cálculos de inteligencia industrial que rinde 25 veces más en ellos que una CPU móvil tradicional, con un reducción energético de 50 veces. La duda con esto es qué relevancia va a tener en el día a día. Huawei ha mostrado que en un test de agradecimiento de imagen en el que el iPhone 8 Plus tarda 9 segundos, el NPU tarda 5 segundos. El Galaxy Note 8 se queda en 100 segundos al no contar con un sistema de redes neuronales integrado. La IA ayuda además a la suavidad del sistema. Gracias a esto, se ha mejorado un 60% el tiempo de respuesta. Huawei ha anunciado que será compatible con TensorFlow Lite y Caffe2, por lo que los desarrolladores podrán hacer uso de él en aplicaciones del Play Store. Huawei ha anunciado que el traductor de Microsoft hace uso del NPU y que tiene una velocidad en cálculo almacén (offline) de un 300%.

El machine learning además ayudará a que en EMUI 8 la pérdida de rendimiento a medio plazo sea inferior a la de sus competidores, que según Huawei se reduce a prácticamente la centro tras un año en el caso del Samsung Galaxy S7. En la aplicación de cámara se incluye agradecimiento de objetos y detección de estampa inteligente, es aseverar, que el terminal ajustará el modo de disparo (entre 14 disponibles) en función de lo que entienda que el becario requiere. También aplicará filtros de forma inteligente, al estilo de Google Photos.

Autonomía, la maravilla de la corona

Por posterior, el gran aspecto diferenciador del Huawei Mate 10 seguirá siendo su acumulador, que llega con 4000 mAh en un contexto en el que sus principales competidores siguen recortando. Huawei mantiene su tamaño y presume de cargarla hasta el 58% en 30 minutos. Además, mediante machine learning el terminal es capaz de hacer un uso de la energía personalizado y dedicando los medios de forma más inteligente.

Precios y disponibilidad.

El Huawei Mate 10 llegará a España en la primera hornada (noviembre) a un precio de 699€. El maniquí que llega tiene 64 GB de almacenamiento ampliable mediante microSD y 4 GB de RAM. También llega en noviembre el Porsche Design a un precio de 1395€, con un almacenamiento de 256 GB y 6 GB de RAM. El Mate 10 Pro saldrá a un precio de 799 con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, pero no llega a España de momento.