El fabricante taiwanés HTC detendrá mañana su cotización en los mercados. La razón más plausible es la adquisición por parte de Google, de la cual ya informó Bloomberg News semanas a espaldas.

Evan Blass, periodista de VentureBeat, coincide con Bloomberg y asegura que la adquisición de Google se producirá de forma inminente. Según fuentes cercanas a Blass, la compañía taiwanesa ha convocado una reunión urgente para informar a sus empleados sobre esta operación.

Google no se hará con la totalidad de la compañía. La empresa estadounidense adquirirá determinados activos relacionados con el mejora de hardware, software y teléfonos móviles. Tampoco se hará con los derechos de la marca HTC.

La verticalidad de Samsung y una serie de malas decisiones introdujeron a HTC en una bucle de la que era casi inasequible salir.

Las características de la operación permitirían a HTC sobrevivir como empresa, aunque abandonaría el mercado de la telefonía móvil para centrarse en otras categorías de producto como la verdad posible, donde su tono de productos VIVE sí están logrando tracción.

La empresa abandonaría así un sector en el que, durante muchos abriles, fue referente. HTC impulsó la democratización del smartphone antaño incluso de que el iPhone y Android fueran una verdad. Lo hizo conexo a Windows Mobile, aunque poco a posteriori acabó pivotando su negocio alrededor de la plataforma Android. Fue tras ese pivotaje cuando el fabricante estadounidense logró sus mejores resultados, copando los rankings de cuotas de mercado y registrando cuantiosos ingresos cada trimestre.

HTC incluso se considera uno de los mayores y mejores partners de Google. Juntos desarrollaron el primer teléfono con Android, el primer dispositivo de la clan Nexus y el primer smartphone de la tono Pixel. Todas esas acciones, en maduro o beocio medida, fueron vitales para el mejora y expansión de la plataforma Android, que ahora es el sistema activo móvil más utilizado del mundo.