Hasta un 80% de los tejados son lo suficientemente soleados para la energía solar

Hablamos mucho sobre energía solar, en particular sobre la doméstica. Pero la verdad es que su posible envergadura positivo es un intriga. No sabemos cuántos tejados pueden tener paneles, no sabemos cuánta energía pueden producir y no sabemos cuáles son rentables o no.

Para solucionarlo, hace unos abriles Google lanzó Sunproof, una útil que ayuda a resolver todas esas preguntas. Por ahora, solo está operativa en Estados Unidos. Pero si nos fijamos en las cifras generales, la conclusión es sorprendente: el 80% de los tejados norteamericanos son los suficientemente soleados como para (técnica y financieramente) viable instalar paneles solares.

¿Un 80%?

Sunroof Image 4 Width 1000

Pues sí. Sunroof usa muchísima información: modelos 3D de los tejados y los árboles o estructuras cercanos, estimaciones del clima locorregional, examen de la situación del sol a lo desprendido del año, etc. El resultado es que la útil permite estimar la cantidad de energía solar que se podría ocasionar instalando paneles solares.

Y lo que es más importante, si es técnica y financieramente viable usar paneles solares para ocasionar energía eléctrica. Tras analizar más de 60 millones de edificios: las conclusiones son sorprendentes (y muy esperanzadoras), el 80% de los tejados norteamericanos son viables.

Eso no quiere opinar que en todas las ciudades se produzca la misma energía, claro. Mientras que estados como Hawai, Arizona, Nevada o Nuevo México tienen tasas del 90%, otros estados como Pensilvania, Maine o Minnesota están en el 60%. A la retraso de que Google extienda la útil al resto del mundo, podemos usar estos datos para hacernos una idea de qué pasaría en otros países y regiones.

Y todos los expertos coinciden en que los datos son tremendamente prometedores. Por desahogo y climatología, no todos los países podrán ocasionar los 18.948 gigavatios hora al año que podría ocasionar la ciudad de Houston si aprovechara sus tejados. Pero sin extensión de dudas, esto confirma que la energía doméstica ha llegado para quedarse.

Vía | MIT Technology Review


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales