hablamos con Finn Jones y el resto de actores

Primero fue un abogado pugilista ciego, luego una chica con súper fuerza, posteriormente un ex-convicto con la piel indestructible y ahora es el turno de un versado en artes marciales con un poder distinto que vuelve a la civilización 15 primaveras posteriormente.

El estreno de ‘Iron Fist’ este 17 de marzo deja el dominio preparado para ‘The Defenders’, la venidero serie flamante de Netflix cercano a Marvel en la que veremos unidos a los protagonistas de ‘Daredevil’, ‘Jessica Jones’, ‘Luke Cage’ y ‘Iron Fist’. Pero antaño de ese crossover, toca comprobar qué tal la historia propia de Danny Rand como Puño de Hierro.

Aparte de ver los primeros seis episodios (que comentaremos ahora sin spoilers), tuvimos la suerte de dialogar con Finn Jones (Danny Rand / Iron Fist), Jessica Henwick (Colleen Wing), Tom Pelphrey (Ward Meachum) y Jessica Stroup (Joy Meachum), los actores principales de esta nueva serie flamante de Netflix. Dentro vídeo y atentos, que incluye saludo distinto:

Llega el misticismo a Nueva York

Una de las características comunes de ‘Daredevil’, ‘Jessica Jones’ y ‘Luke Cage’ (parágrafo de que son superhéroes de Marvel, claro) es su stop componente realista. De hecho, cada cual refleja un mundo tangible con diferentes problemas y contextos sociales (racismo, especulación urbanística, corrupción…). Sin bloqueo, ‘Iron Fist’, que va mucho más en la onda de ‘Daredevil’ en cuanto a composición de planos, estética y tono caudillo, viene para complementar ese realismo con un toque espiritual.

El protagonista, Danny, vuelve a la civilización 15 primaveras posteriormente de que todos le dieran por muerto tras un choque de avión que tuvo con sus padres. Resulta que el entonces caprichoso no murió y fue acogido por unos monjes en el Himalaya, donde le entrenaron en las artes marciales y se acabó convirtiendo en el Puño de Hierro.

La ciencia da paso a lo sobrenatural y espiritual en ‘Iron Fist’

El sitio exacto en el que Danny pasó todos estos primaveras se lumbre K’un-Lun y, si estás familiarizado con los cómics, sabrás mucho más de lo que se cuenta por ahora en la serie. Para no fastidiar la sorpresa, digamos que es un motivo entre el Cielo y la Tierra en el que nuestro protagonista adquiere un poder que, por primera vez en las series originales de Netflix y Marvel, no tiene ausencia que ver con la ciencia (¿cualquiera se acuerda de lo que comentamos cuando se estrenó en el cine ‘Doctor Extraño’?). Esto quiere afirmar que el poder de Iron Fist no fue adquirido por ningún experiencia o choque como los de ‘Daredevil’, ‘Jessica Jones’ o ‘Luke Cage’, sino que va más allá, a lo sobrenatural.

Tom Pelphrey Y Jessica Stroup Iron Fist Tom Pelphrey (Ward Meachum) y Jessica Stroup (Joy Meachum) de ‘Iron Fist’

Según Jessica Stroup, Joy Meachum en la serie, una de las amigas de la infancia de Danny y empresaria millonaria en la hogaño, una de las virtudes de ‘Iron Fist’ es el contraste del mundo verdadero con el misticismo que aporta el propio Danny Rand al retornar a la civilización:

Me gusta la capacidad de concentración y idea de Danny, cómo medita, lo espiritual que es, cómo alcahuetería perfectamente a la Tierra y a la masa. Hay una tema muy importante en la serie, más casto, más enfocado en ser buena persona y en hacer perfectamente al mundo.

De hecho, esa inocencia y buenas intenciones de Danny suponen un robusto contraste con la mentalidad más fría, calculadora y centrada en los negocios de los hermanos Meachum, que representan ese banda más realista que tan perfectamente ha reflejado Netflix y Marvel en las anteriores series. Tom Pelphrey (Ward Meachum) nos reconoce que hasta llegó a parecer que estaban grabando dos series diferentes:

Es un contraste tan holgado que había ocasiones en las que parecía que estábamos grabando dos series diferentes. Yo trabajaba con Jessica y David [Wenham, que hace de Harold Meachum] en el mundo Meachum, y se rodaba en fechas y sitios distintos a los de Finn y Jessica Henwicks. Y creo que eso es lo que le da peso a la serie y, para mí, lo más cautivador.

Guiños a los cómics

No hay que olvidar que la serie es una amoldamiento de los cómics de Marvel. En este caso, el responsable de sobrellevar a la pantalla esta primera temporada de ‘Iron Fist’ ha sido Scott Buck, más conocido por su trabajo en ‘Dexter’ o ‘Six Feet Under’:

Es el más mancebo de nuestros Defensores. En los cómics puedes ver diferentes Iron Fists y diferentes versiones de Danny Rand, pero el que más nos llamó la atención fue la traducción más mancebo de Danny. Es cualquiera inocente, al menos en comparación con los personajes más oscuros de las otras series de Marvel con Netflix.

En cualquier caso, ‘Iron Fist’ debe hallarse más como una serie que como una amoldamiento fiel a los cómics, empezando por el propio atuendo de Puño de Hierro. Aunque todavía no hemos conocido todos los episodios, ya nos adelantan que probablemente no vayamos a ver al protagonista ataviado con un traje de licra amarillo y verde como en los cómics. Es más, parece que su seña identificativa va a ser el tatuaje que lleva en el pecho:

Tatuaje Danny Iron Fist

Más allá de eso, como decíamos habrá guiños a los cómics. Nos dan pistas de que nos fijemos en los nombres de las tiendas y en pósters que aparezcan en las paredes. Lo que sí nos confirmaron es que no faltará el cameo de Stan Lee que, al igual que en Luke Cage, aparecerá en el peculiar panfleto de ‘Si ves poco, di poco”:

Stan Lee Luke Cage

¿Mantiene el moldura que dejó ‘Daredevil’ o no llega al nivel?

Para decidir definitivamente esto tendremos que ver los trece episodios completos de la serie. Por ahora hemos conocido los seis primeros y, a pesar de las críticas negativas que ya se han publicado sobre ‘Iron Fist’, creo que lo positivamente interesante empieza a suceder a partir del cuarto o botellín capítulo.

Es ordinario que los primeros episodios sean más lentos (recordamos que Netflix publica toda la temporada del crecer y no tiene esa requisito de producir un golpazo de impresión al final de cada capítulo), introducen a los personajes, su pasado, sus relaciones personales, su situación coetáneo. Y, mientras tanto, se nos va adelantando poco de entusiasmo con escenas de lucha que son más perfectamente como pruebas de campo de lo que Danny y Colleen, su compañera de batallas, podrán hacer en sucesivos combates.

Esta primera parte de la serie parece más perfectamente una siembra, una inmersión a lo que viene. De hecho, una de las principales dudas que tenemos, y además uno de los instrumentos más interesantes, es que no queda claro quién será el rústico de la serie. Hay varios candidatos, pero lo comentaremos en profundidad cuando sea el momento de hacer el examen. El propio Finn Jones nos confiesa que ese intriga o anfibología es uno de los puntos fuertes de la serie:

Creo que es uno de los temas principales de ‘Iron Fist’. No hay infeliz ni blanco, somos todos grises y es una especie de celebración de todos esos matices posibles en la personalidad de cada uno.

Y Jessica Henwick (Colleen Wing) remata diciendo: “Creo que todo el mundo tiene sombras”, así que no nos “echa una mano” para resolver la duda de quién será el malo o malos de ‘Iron Fist’.

Jessica Henwick Finn Jons Iron Fist Jessica Henwick (Colleen Wing) tratando de afirmar ‘xatakeros’ y Finn Jones (Iron Fist) aprobando su esfuerzo.

Por otro banda, creo que el reparto, con Finn Jones y Jessica Henwicks como protagonistas (los dos más conocidos por sus papeles en ‘Juego de Tronos’, uno como Sir Loras y otra como Nymeria Sand), combinado con los papeles más dramáticos interpretados por Tom Pelphrey, Jessica Stroup y David Wenham (que forman el “mundo Meachum”) genera un permanencia muy balanceado y con interpretaciones apropiadas (destacable la de Tom, con una seriedad, frialdad y temperamento suficiente perfectamente logrados). Hay que sumar además la presencia de las ya conocidas Rosario Dawson (Claire Temple) y Carrie-Anne Moss (Jeri Hogarth), que aportan esa experiencia tan necesaria para un Danny Rand que ejerce como superhéreo inexperto en todos los niveles.

‘Iron Fist’ no enamora en los seis primeros episodios, pero sí nos deja con ganas de más

Los seis primeros episodios de esta primera temporada no enamoran, pero a mí me dejaron con ganas de ver más. Hay entusiasmo, hay una trama dramática que evoluciona lentamente cercano a unos personajes que, desde luego, no parecen superficiales y, como extra, si te gusta el hip hop de los 90, prepárate para escuchar a De La Soul, Jurassic 5 o A Tribe Called Quest en la costado sonora. ¿Golpes y movimientos Kung-fu a ritmo de Wu-Tang Clan? ¿Por qué no?

En Xataka | 21 cómics que lo petarían en el cine y televisión (y no son ni de Marvel ni de DC)


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales