Google responde al manifiesto contra su política de diversidad que se ha hecho viral entre sus empleados

A pesar de sobrevenir sido acusados de discriminación, Google es una de las empresas que más se posiciona en pro de la diversidad. Pero no todo el mundo en Google está de acuerdo con su forma de tratar este asunto, así lo manifiesta un empleado de la firma en un texto titulado “Google’s Ideological Echo Chamber” (La cámara de eco ideológico de Google), un texto anti-diversidad que se ha convertido en virulento interiormente de la compañía.

En un documento compartido internamente, este empleado de Google expone su opinión contraria a las políticas de riqueza de la compañía, asegurando que la escasa presencia femenina en el sector tecnológico no es un problema de sexismo, sino que tendría un origen biológico causado por supuestas diferencias psicológicas entre hombres y mujeres. La respuesta de Google no se ha hecho esperar.

Lo que dice el manifiesto

“Valoro la diversidad y la inclusión, no estoy negando que el sexismo exista, y no respaldo el uso de estereotipos”, así comienza respuesta del autor frente a el revuelo causado por el texto que publicó y que ha estado circulando entre empleados de Google en los últimos días. El documento, que fue inicialmente compartido en un clase interno de Google+, se extiende a lo abundante de diez páginas en las que critica la posición de Google con respecto al problema de la riqueza de naturaleza así como su inclinación política cerca de la izquierda.

El autor del texto afirma el sesgo político de Google ha creado una ‘cámara de eco’ en la que algunas ideas son “demasiado sagradas para ser discutidas”. Continúa diciendo que la posición de Google frente a la riqueza ha creado una “monocultura políticamente correcta que mantiene su dominio humillando a quienes piensan diferente”, y es esa equivocación de discusión lo que le habría motivado a crear este documento.

A lo abundante del texto, el autor se centra en desmontar la idea de que toda la brecha de naturaleza en el sector tecnológico está causada por un problema de sexismo, argumentando que hay factores biológicos que diferencian a hombres de mujeres y que estos serían los verdaderos motivos de la desigualdad. Como el texto es sobrado extenso, hemos destacado los puntos más importantes de su exposición (el documento se puede consultar íntegramente en Gizmodo).

  • Diferencias de personalidad: empatía (mujeres) vs sistematización (hombres).

  • Las mujeres son más abiertas cerca de los sentimientos y la estética que cerca de las ideas, por eso las mujeres prefieren trabajos relacionados con áreas sociales o artísticas (front-end) mientras que los hombres suelen preferir trabajos más sistemáticos como la programación.

  • Esto provocaría que las mujeres tengan más problemas a la hora de negociar un aumento de sueldo, exponer sus ideas o liderar.

  • Niveles de ansiedad más elevados y menos tolerancia al estrés por parte de las mujeres. Esto explicaría que haya menos mujeres en puestos con un detención escalón de estrés.

  • Generalmente, las mujeres buscan un compensación entre vida y trabajo, mientras que los hombres tienen un veterano impulso a la hora de apañarse puestos más exigentes y mejor pagados.

  • El feminismo ha ayudado a que el rol de naturaleza mujeril sea más flexible, pero el rol de naturaleza masculino es inflexible (status social).

Tras exponer sus argumentos acerca de las diferencias entre géneros, el autor del texto dedica una buena parte de su exposición a analizar de qué forma son perjudiciales las iniciativas pro-diversidad de Google y da algunas sugerencias sobre cómo podrían mejorar.

  • Eliminar la íntegro de la ecuación: si se unen riqueza y íntegro, automáticamente cualquier opinión contraria es inmoral y se genera un círculo de víctimas vs villanos.

  • No enajenar a los conservadores: en entornos mucho progresistas (Google), los conservadores son una minoría y acaban por quedarse ‘en el armario’ para evitar enfrentamientos.

  • No restringir las iniciativas pro-diversidad a un naturaleza o raza concreto.

  • Abrir la discusión acerca del coste y los beneficios que generan los programas pro-diversidad.

  • Ser más abiertos acerca de la naturaleza humana: convenir que no todas las diferencias son constructos sociales o debidas a la discriminación.

La respuesta de Google

Tras tirarse internamente en la empresa, muchos empleados se mostraron contrarios a las ideas expuestas en el documento, aunque el autor afirma que ha recibido muchos mensajes de agradecimiento por parte de otros compañeros.

Como era de esperar, Google asimismo ha entrado en el debate con un comunicado dirigido a los empleados. La posición de la compañía frente a los temas tratados en el manifiesto es contraria, aunque no entran en tantos detalles. El comunicado está firmado por Danielle Brown, nueva VP de Diversidad, Integridad y Gobierno de Google. Nos hemos tomado la espontaneidad de traducir el texto. El documento llamativo que fue publicado en Motherboard.

Googlers,

Soy Danielle, la nueva VP de Diversidad, Integridad y Gobierno de Google. Empecé hace sólo un par de semanas y esperaba tomarme otra semana antiguamente de presentarme. Pero regalado el acalorado debate al que hemos asistido en los últimos días, me siento obligada a proponer unas palabras.

Muchos de vosotros habéis conocedor un documento interno compartido por alguno de nuestra estructura de ingeniería, en el que se expresan puntos de perspectiva sobre las habilidades naturales características de los distintos géneros, por otra parte de sobre si se puede o no cuchichear autónomamente de estas cosas en Google. Como muchos de vosotros, me pareció que defendía suposiciones incorrectas sobre naturaleza. No voy a enlazar el documento aquí ya que no es un punto de perspectiva que yo misma o la compañía apoye o promueva.

Diversidad e inclusión son una parte fundamental de los títulos y la civilización que queremos cultivar. Estamos convencidos de que nuestra creencia de que la riqueza y la inclusión es esencia para nuestro éxito como empresa, y continuaremos comprometidos en nuestra defensa a abundante plazo. Tal y como Ari balogh dijo en su publicación en G+, “Construir un entorno abierto e inclusivo es el núcleo de lo que somos y es lo correcto”.

Google ha tomado una cachas posición frente a este problema, publicado sus datos demográficos y creando una compañía con objetivos enfocados en la riqueza y la inclusión. Posiciones fuertes genreran reacciones fuertes. Cambiar una civilización es difícil, y muchas veces es incómodo- Pero creo firmemente que Google está haciendo lo correcto, y es por este motivo por lo que acepté este puesto.

Parte de construir un entorno despejado e inclusivo significa fomentar una civilización en la que aquellos con puntos de perspectiva alternativos, incluyendo posiciones políticas diferentes, se sientan seguros compartiendo sus opiniones. Pero ese discurso necesita estar en la raya de los principios de igualdad de empleo recogido en nuestro código de conducta, políticas y leyes anti-discriminación.

He estado en este sector mucho tiempo, y puedo fijar que nunca he trabajado en una empresa que tenga tantas plataformas para que sus empleados puedan expresarse -TGIF, Memegen, internal G+, miles de grupos de discusión. Sé que esta conversación no termina con mi correo de hoy. Espero seguir escuchando vuestros puntos de perspectiva mientras me instalo y voy conociendo Googlers de toda la compañía.

Gracias,

Danielle

Vía | Gizmodo
En Xataka | “¿Quieres que me explote el pene con ese escote o qué?”: el día a día de las youtubers de tecnología
Imagen | Ben Nuttall


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales