Moverse en grandes ciudades con el coche puede alcanzar a ser una auténtica tortura en algunas ocasiones, de ahí el éxito de plataformas como Uber o Cabify, que permiten desplazarse haciendo uso de la carretera sin la requisito de tener que apañarse luego aparcamiento. Sin bloqueo, el coche sigue siendo imprescindible para muchas personas en el día a día o en ocasiones puntuales, como lo demuestran Emov o Car2Go, alquilando vehículos por minutos.

Para que poder posponer el coche no se convierta en una odisea Google bichero hoy una característica internamente de su aplicación de mapas para iOS y Android que muestra el nivel de dificultad para encontrar aparcamiento en la zona donde termina una ruta. Esta función ya se encontraba apto en algunas ciudades de Estados Unidos desde el pasado mes de enero, pero no es hasta hoy cuando da el brinco a Europa, Brasil y Canadá.

De las 25 ciudades que incorporan esta opción, 5 son españolas, a entender: Madrid, Barcelona, Alicante, Málaga y Valencia. El resto de las ciudades europeas, brasileñas y canadienses son: Ámsterdam, Copenhague, Colonia, Darmstadt, Dusseldorf, Londres, Manchester, Milán, Montreal, Moscú, Múnich, París, Praga, Río de Janeiro, Roma, Sao Paulo, Estocolmo, Stuttgart, Toronto y Vancouver.

Google hace uso de la recogida de datos previos en relación a la congestión de las zonas, así como enseñanza en tiempo auténtico para proporcionar los datos más exactos posibles en relación al aparcamiento. Esta nueva útil se encuentra bajo un icono con la carácter “P” coloreado de diferente color (según disponibilidad) en la parte inferior de la pantalla al pretender una ruta.