1494636923_450_1000.jpg

Frente a la churrería de series de Netflix, Amazon Video quiere ser el paraíso de las series de autor

Está la cosa calentita con el tema de los streaming. Netflix no para. El craso de su catálogo no para de menguar, pero su estrategia churrera sigue en marcha, y este mes añadía nuevas adquisiciones de las cuales el 35% eran Originals (“originals“), el dato más alto hasta el momento. Amazon llevó su Prime Video a más de 200 países a finales del año pasado aprovechando el empujón de ‘The Grand Tour’ y desde entonces ha ido desvelando retazos de la logística que seguirá para competir con su veterano competidor, Netflix.

Roy Price, vicepresidente de Amazon Studios, es quien ha ido dando titulares estos últimos meses en eventos y festivales. La intención del servicio es invertir casi 4.000 millones de dólares en contenido para 2017 (signo que queda por debajo de los 6.000 millones que estima Netflix). Mientras que a Netflix le está funcionando su logística del big data, de gastar sobrado hacienda en apropiarse derechos de distribución internacionales y de dar luz verde a producciones originales de toda índole, Amazon parece que está optando por construir una marca de Originales diferente.

Es interesante que Amazon se aleje de otras estrategias y centre la suya en encontrar productos autorales que destaquen entre la marabunta inabarcable de ficción presente.

Además de apropiarse los derechos de distribución de cine indie (poco que le ha reportado alegrías en forma de Oscars con ‘Manchester frente al mar’) en la ventana de los festivales de cine, el camino de producciones para Amazon Prime Video ha registrado maneras desde el principio con sus producciones de comedia (“comedia“).

La traumedia

Joe Lewis es el director del dominio de producciones de media hora (tradicionalmente catalogadas como comedia, un tipo que por contenido no se corresponde en muchos de los casos) que llegó a Amazon a 2012 desde Comedy Central. Durante uno de los tours de la Asociación de Críticos Televisivos Lewis se refirió a sus títulos como traumedia (tramedy), una forma más vistosa de denominar la tragicomedia.

‘Transparent’, ‘Fleabag’, ‘One Mississippi’, ‘Red Oaks’, ‘Mozart in the Jungle’ o ‘Catastrophe’ son ejemplos de títulos de sus formatos de media hora. Aunque algunos como ‘Fleabag’ y ‘Catastrophe’ sean adquisiciones de derechos internacionales de formatos locales -en esos casos de Reino Unido-, todos tienen poco en global: son ficciones de hornacina.

Al contrario de lo que suele detallar a la sitcom tradicional saco, estas comedias no tienen el chiste como columna vertebral de los guiones. En ‘Friends’, ‘Seinfeld’, ‘Cómo conocí a vuestra causa’, ‘The Big Bang Theory’ o incluso comedias más recientes que evolucionaban en tipo como ‘The Office’, ’30 Rock’ o ‘Community’ son planteamientos prácticamente autoconclusivos con unos personajes definidos que no cambian; lo que cambian son las situaciones -de ahí lo de comedia de situación.

Sin bloqueo, esta nueva comedia que ha decidido abrazar Amazon tienen un caracter más seriado en el que lo importante son los personajes y su progreso, y no tanto los gags. El propio Lewis empleaba esa frase que casi se ha convertido en un cliché de los que hablan de la narrativa del streaming: “es una película cortada en partes“.

Amazon ha construido un catálogo de traumedias con voz propia, muchas de ellas creadas por mujeres, que ofrecen una visión particular, autoral, atrevida, diferente y diversa que está más cerca del cine indie, ese que reflexiona sobre la vida y punto con humor, que de la sitcom televisiva.

Series de autor

Hasta hace poco la logística principal de Amazon, al igual que Netflix, surgía de la consecución de datos. Mientras que estos útlimos sacaban conclusiones a almohadilla de algoritmos que analizan los contenidos que mejor funcionan en su plataforma, Amazon decidió montarse su propio sistema de pilotos: producir estos primeros capítulos de prueba, colgarlos en la plataforma y dejar que los propios usuarios votasen y eligiesen los más interesantes.

Central to this strategy is paying top dollar for the crème de la crème, the top five to 10 shows in the world people are talking about at refrigerio.

Aunque aún no han dejado del todo ese proceso de votación de algunos pilotos, el futuro próximo de las series originales de Amazon tiene un color muy parecido al camino que han tomado con los formatos de media hora. Roy Price hablaba de una logística clara: «soltar la pasta para lo mejor de lo mejor, que esté entre las 5 o 10 series mundiales que la multitud discute durante la comida».

«Trabajar con autores significa dejarlos a su ritmo y arriesgar en esa “marca”», decía Price con respecto a ‘Crisis in Six Scenes’, la serie de Woody Allen que no les ha resultado como seguramente esperaban: ni Allen está contento, ni el título ha obtenido buenas críticas ni ha tenido demasiada notoriedad. La industria audiovisual rebusca en estas marcas (personas o franquicias) poco de fianza para situar por una inversión, pero si poco está claro de este división es que es impredecible.

Una marca no garantiza que poco vaya a funcionar al igual que poco mucho más subjetivo como es la filmografía excelente de un autor no asegura que su ficción televisiva vaya a ser una tesoro, pero es un aventura, una envite, que tiene sentido. Por eso es interesante que Amazon se aleje de otras estrategias y centre la suya en encontrar productos originales y autorales que destaquen entre la marabunta inabarcable de ficción que se produce actualmente.

Entre la nómina de autores que están desarrollando producciones para esta plataforma hay varios directores que dan el brinco del cine a televisión -una habilidad otrora llamativa pero cada vez más frecuente.

Los proyectos

i love dick

Jill Soloway: La creadora de la merecidamente laureada ‘Transparent’ está detrás del estreno más inminente de esta nómina, ‘I Love Dick’. Basada en una novelística homónima de 1997, la historia se centra en una pareja, ella es realizadora y él un catedrático, que se mudan a una ciudad de Texas donde ella conoce al teórico cultural y carismático Dick (Kevin Bacon), con el que empieza a obsesionarse. Solloway tiene encima en avance para Amazon un esquema que tiene como centro un rodeo llevado por un comunidad de mujeres.

David O. Russell se retiró de un esquema de serie posteriormente de que Matthew Weiner y Vince Gillighany le dijesen que producir televisión te chupa la vida

Yorgos Lanthimos: Después de impactar con ‘Canino’ y ‘Alps’, y confirmar su particular estilo con ‘Langosta’, el director difícil está a tope con la televisión. Además de un esquema para AMC con Kristen Dunst de protagonista, Lanthimos dirigirá todos los episodios de una serie para Amazon que nos presentará a Colin Farrell como un ex marine gringo que formó parte de la cesión de armas a Irán.

Barry Jenkins: Con el Oscar por ‘Moonlight‘ en la repisa, el director será quien escriba y dirija los episodios de la miniserie ‘The Underground Railroad’, una adaptación de la novela de Colson Whitehead que cuenta la historia de dos esclavos que utilizaron el distinguido tren subterráneo para huir de las plantaciones de Georgia donde trabajaban.

Nicholas Winding Refn: o NWR como le gusta que le llamen, está detrás de ‘Too old to die young’, un thriller sobre los bajos fondos de Los Ángeles con unos criminales aspirantes a samurai de protagonistas. Refn, que alcanzó la triunfo con ‘Drive’, dirigirá los diez episodios que escribirá conexo a Ed Brubaker (‘Westworld’).

Matthew Weiner: Al contrario que todos los hombres de esta nómina, Weiner es un autor forjado en televisión y que ha cogido gran renombre con su aclamado drama ‘Mad Men’. Amazon se ha coligado con los Weinstein para co-financiar una selección de 70 millones de presupuesto con para ocho episodios independientes, delimitación internacional distinta, reparto e historias nuevos cuyo único trabazón es que todos creen ser descendientes de la dinastía Romanov.

Amy Sherman-Palladino: Conocida por ser la creadora de ‘Las Chicas Gilmore’, ha recuperado notoriedad gracias al revival de la serie. Su nuevo esquema se ha convertido en uno de los pilotos más exitosos de los estrenados por Amazon hasta el momento. Esta historia de una chavea cuya vida en Manhattan da un rotación al descubrir que tiene un talento para los monólogos que desconocía recibió la nota máxima del 92% de los votantes, y Amazon ha donado luz verde al esquema no por una, sino por dos temporadas completas.

ubik ¿Se atreverá la selección de Phillip K. Dick con Ubik?

Phillip K. Dick: Esta vez hago un poco de trampa con esto del autor. Aunque este esquema tiene nombres tan potentes como Ronald D. Moore (‘Battlestar Galactica’) y Michael Dinner (‘Justified’) de productores ejecutivos, la marca la pone aquí ese referente en la humanidades de ciencia ficción que es K. Dick. Serán 10 capítulos independientes que adaptarán historias del autor y que tienen aún más nombres interesantes en el reparto como Bryan Cranston, Timothy Spall, Geraldine Chaplin, Brian Cranston, Greg Kinnear, Mireie Enos o Steve Buscemi. Escribiendo encontramos a guionistas como Tony Grisioni (‘El Joven Papa’), Travis Beacham (‘Pacific Rim’) o Jack Thorne (‘La Búsqueda’), encima de los propios Richard Moore y Michael Dinner.

Neil Gaiman: en coproducción con BBC Worldwide, Amazon ganó la puja por la acomodo de ‘Buenos Presagios’, la cachonda novela escrita por Gaiman y Terry Pratchett. La historia paseo en torno a un donosura y un demonio a los que le da toda la haronía que llegue el Anticristo y tenga punto el Apocalipsis.

David O. Russell: hace un par de primaveras, el director de ‘El flanco bueno de las cosas’ y ‘The Fighter’ se retiró de un proyecto de serie con ABC posteriormente de que Matthew Weiner (‘Mad Men’) o Vince Gillighan (‘Breaking Bad’) le dijesen que producir televisión te chupa la vida. Amazon se ha hecho con este esquema de thriller policíaco ambientado en los noventa con Julianne Moore y Robert de Niro de protagonistas, y parece que ha convencido a O. Russell para escribir y dirigir los episodios.

La desavenencia del streaming acaba de principiar

Entre otros proyectos en marcha de Amazon podemos encontrar más (h)nombres como Leos Carax, Carlton Curse o Kevin Smith, que apuntó en la pasada Comic Con que estaba cerca de cerrar un acuerdo con ellos para desarrollar una acomodo televisiva de ‘Las aventuras de Buckaroo Banzai’ (1984), pero no se ha confirmado carencia al respecto.

Claro, frente a tal atractiva nómina de proyectos venideros es regular preguntarse qué posibilidades tendremos de verlo en nuestro Amazon Prime Vídeo y en qué condiciones. Roy Price ha comentado en entrevistas recientes que están cuidando cada mercado a nivel locorregional -y han empezado por India por motivos obvios-, pero va a requerir mucho tino el arreglar la expansión chapucera que se apresuró a ejecutar posteriormente del récord de descargas que consiguieron con ‘The Grand Tour’.

Lo que está claro es que Amazon quiere diferenciarse a su modo con su logística de contenidos originales, poco que pronto será indispensable para manternerse como competidor en esto de los contenidos de ficción cuando la burbuja explote. Si hay un claro vencedor en esta desavenencia por destacar con los contenidos ese es el espectador, al que le cuesta contener la cantidad de ficción llamativa que se estrena constantemente.

En Xataka | ¿Es Netflix una churrería de series? Sí, pero es que ellos quieren ser churreros


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales