Francia es oficialmente el primer país del mundo en tener una carretera solar

Aunque Holanda tenga desde hace más de dos primaveras SolarRoad, el esquema que está estrenando Francia contempla, en esta primera etapa, un kilómetro y no está sobre un carril bici, sino en una carretera, de ahí que proclamen ser los primeros en hacerlo a esta magnitud.

A pesar de las dudas y críticas, hoy Francia ha inaugurado la primera carretera solar en Normandía, interiormente de una ruta RD5 del pequeño pueblo Tourouvre-au-Perche, la cual está cubierta por 2.800 metros cuadrados de paneles solares.

2.800 metros cuadrados de paneles solares

Después de cinco primaveras de mejora y un presupuesto de 5 millones de euros, Francia está abriendo el primer kilómetro de su carretera solar equipadas con paneles Wattway. Estos paneles cuentan con un diseño específico que le permitirá soportar la carga de más de 2.000 vehículos diariamente, incluidos los de carga.

Bajo un esquema de la compañía ‘Colas’, que pertenece al enorme género de telecomunicaciones Bouygues financiado por el estado, los paneles solares han sido recubiertos con una resina fabricada de finas laminas de silicio, lo que hace que soporten el peso de los vehículos, pero a su vez no afecte se eficiencia al momento de discernir la luz del sol.

Carretera solar Francia

Esta carretera forma parte de una prueba piloto que la mantendrá operativa por un periodo de dos primaveras, donde se estima que será capaz de felicitar electricidad al alumbrado sabido del pueblo, el cual cuenta con cerca de 3.400 habitantes. Al término de esta prueba, se estudiará el esquema a fondo para ver si es viable instalar paneles en nuevas vías. A día de hoy, el objetivo de la ministro de energía es tener 1.000 kilómetros de carreteras solares al inicio de la futuro división.

Sin incautación, las críticas al esquema no se han hecho esperar, donde se menciona que hubiera sido más financiero instalar estos paneles en otras zonas, ya que al estar en posición plana no se aprovecha por completo la energía del sol como si estuviesen angulados. Además de que el recubrimiento para protegerlos incrementa su precio se forma considerable. Y por si fuera poco, no hay una motivo por haberlo instalado en Normandía, que sólo posee 44 días de sol intenso al año, porque lo ideal hubiese sido Marsella, que cuenta con 170 días al año.

A esto se le suman las dudas en presencia de la tracción y fricción que puede ofrecer este esquema para que los coches no patinen, por otra parte de que parte del esquema será financiado gracias a un incremento en las gasolinas en 2017, por lo que gran parte del país no está muy contento.

Vía | The Guardian
En Xataka | Francia quiere construir 1.000 km de carretera solar, vuelven las críticas a esta tecnología


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales