Fitbit por fin tiene un temporalizador inteligente para competir con Apple y Google. Se candela Ionic, y mantiene todo el ADN de la compañía a la par que abre nuevos caminos imprescindibles en el mundo de los wearables.

El diseño del temporalizador encaja a la perfección con las filtraciones previas. Es sobrio, postura por las líneas rectas y se diferencia del resto de relojes inteligentes que habíamos gastado hasta ahora.

Ionic es el primer temporalizador de Fitbit con aplicaciones de terceros y unas prestaciones deportivas equivalentes al Apple Watch y los relojes Android Wear.

También incorpora un sistema operante completamente nuevo: Fitbit OS. Está basado en la tecnología y propiedad intelectual de Pebble, compañía que Fitbit adquirió hace meses. Y, cómo no, cuenta con su propia tienda de aplicaciones: App Gallery.

El SDK está basado en Javascript, y en la tienda de aplicaciones ya se pueden descargar aplicaciones como Pandora, Starbucks o Strava.

El temporalizador se nutre de todo el expertise de Fitbit en la vitalidad y el deporte. Cuenta con múltiples sensores: ritmo cardíaco, acelerometro, giroscópio, altímetro, sensores de refulgencia y un sensor óptico capaz de cronometrar la cantidad de oxígeno en linaje. Además, asimismo cuenta con un chip GPS que permite realizar entrenamientos sin admitir un teléfono móvil conectado.

Encima de estos sensores, Fitbit ofrece el servicio Fitbit Coach, una propuesta de entrenamientos y ejercicios premium que promete a sus usuarios hacerles entrenar mejor y alcanzar sus diferentes objetivos.

Más allá de la parte deportiva, el temporalizador de Fitbit asimismo presume de ser resistente al agua (hasta 50 metros de profundidad) y ofrecer un sistema de pagos móviles a través del NFC. Para realizar las transacciones, Fitbit cuenta con el apoyo de Mastercard, Visa y American Express, las tres principales emisoras de tarjetas de crédito y débito del mundo.

Por final, Fitbit Ionic ofrece 2,5 GB de almacenamiento interno y una autonomía de hasta cuatro días, una número muy superior a alternativas como el Apple Watch o el Samsung Gear S3.

Su precio de traspaso será de 299 dólares, y asimismo se ofrece una lectura específico desarrollada próximo a Adidas.