Face ID podría no ser tan preciso para llegar a tiempo al lanzamiento del iPhone X

Desde que el iPhone X se anunció, han aparecido muchos rumores y chismorreos que aseguraban que el producto lo tendrá difícil para venir a tiempo a las tiendas, adicionalmente de que será una pelotón suficiente exclusivo en muchos sentidos. Básicamente porque los componentes utilizados para su sistema de registro facial parecen traídos de un planeta antiguo, ya que los sensores son suficiente complejos y distan suficiente de poderse producir en masa. Pues adecuadamente, ahora un noticia publicado por Bloomberg parece confirmar lo que muchos temían, aunque sugieren que Apple ha enfrentado la modo de “relajar” las especificaciones de Face ID para evitar problemas.

Si hacemos un poco de memoria, Face ID es poco así como un pequeño Kinect que se encarga de mapear el rostro de la persona que sujeta el teléfono. Todo en un pequeño espacio situado en la zona superior del terminal, adaptado donde se crea la tan criticada “ceja” de la pantalla. En ese hueco es donde irán todos los nuevos componentes diseñados, unos medios de altísima tecnología que tras ocurrir por los bocetos de los ingenieros han llegado a las líneas de producción con un pequeño inconveniente: no hay tiempo suficiente para preparar esa maravilla de ingeniería. El foco parece estar en el proyector de puntos, un diminuto componente encargado de proyectar 30.000 puntos infrarrojos al rostro, que sumado a un emisor láser de arseniuro de galio, hacen que la fabricación necesite ser microscópicamente precisa, eso necesita varias pruebas de testeo para comprobar que todo funcione correctamente.

Según cuentan en Bloomberg, en los primeros pasos de la producción del proyector, sólo el 20% de unidades completadas pasaron los tests de calidad, poco que obligó a los fabricantes a aminorar la velocidad de producción para avalar el consumado funcionamiento. Y es ahí donde entran las nuevas medidas de Apple, que parece hacer corto los requisitos de los test para que el sistema no sea enfermizamente preciso.

¿Significa esto que Face ID no ofrecerá tanto como prometía? Por ahora no está claro, aunque todo podría apuntar a que las cosas no van a cambiar mucho. Si Face ID ha rebajado su exactitud, seguirá siendo más seguro y preciso de lo que actualmente es Touch ID, por lo que el cambio siempre será a mejor.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales