Expertos hackean robots para demostrar que pueden atacar a humanos

O cómo iniciar el roboapocalipsis por comprobar lo obvio.

Quienes conozcan al amigable y tierno robot Pepper tendrán dificultades para imaginarlo apuñalando a un ser humano, pero un compañía especializada en seguridad cibernética acaba de demostrar que esto es posible y que ningún autómata comercial circulando ya en el mercado es seguro para la integridad física de nuestra sociedad.

La firma IOActive Inc. ha publicado a través de Bloomberg los resultados de su más nuevo tesina, en donde demostraron cómo pueden hackear y alterar el comportamiento de los robots más populares en el mercado para alterar su comportamiento y exponer a los humanos a pasar el aventura de sufrir algún daño.

 

Pepper no ha sido la única víctima de este experimento, el Alpha2 de UBTech (mostrado ahí en lo alto) y el NAO de Softbank todavía fueron víctimas de este “hackeo ilustrativo”. Pero el caso más delicado lo encontramos en los brazos robóticos de Universal Robotics.

Ahí, la parentela de IOActive puedo reescribir los archivos de seguridad del autómata sin la beocio complicación, para alterar algunos parámetros de su comportamiento, que efectivamente podrían causar un daño físico oneroso a los humanos cerca; ya sea apagando sus sensores infrarrojos de proximidad o incrementando la fuerza de sus movimientos.

Aquellos robots con sistemas de microfonía y video todavía pudieron ser hackeados para imprimir y espiar a los usuarios circundantes.

En otras palabras, IOActive demostró que el hackeo de robots para convertirlos en armas de ataque está más cerca de lo que creemos.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales