existe y probablemente deberías preocuparte

Ahora los piratas cibernéticos han llegado un paso más remotamente: pueden secuestrar tu SIM y número telefónico. Muchas telefónicas alertan a sus usuarios.

Ya estamos en el año 2018 y no sorprende a nadie que las personas ya no caigan tan practicable en estafas. Sí, todavía hay quienes caen; pero ayer era mucho más practicable engañar a la familia. Te ofrecían pornografía o gadgets gratuitos y agudo, dabas hasta los datos de tus padres. Eso ha cambiado.

Por eso, quienes quieren robar tus datos, además han cambiado y evolucionado sus técnicas. Ahora ya no tratan de engañarte: simplemente secuestran tu número telefónico enlazado a tus cuentas y las toman ellos mismos.

Cómo funciona el secuestro de SIM

“Secuestro de SIM”, así es como se le conoce popularmente a esta técnica tanto en Latinoamérica como en España. Sin secuestro, se negociación más acertadamente de un secuestro de tu número telefónico. 

Para esto, quien lo haga debe retener datos básicos sobre ti. Puede obtenerlos todos con tan sólo ver tu identificación oficial.

Y así funciona: cierto fuego a tu compañía telefónica o se comunica online haciéndose producirse por ti. Se identifica con algunos datos generales tuyos que haya conseguido por otro medio. Alega que ha perdido el celular y necesita un SIM de repuesto con el mismo número.

La compañía muerde el arponcillo y le entregan o envían (depende de sus políticas) una nueva SIM con tu número de teléfono asignado. Ahora, los piratas tienen acercamiento a todas esas cuentas que tengas enlazadas a ese número, que probablemente sean todas: Facebook, Amazon, PayPal, Bancarias, WhatsApp y muchas más.

Podrán obtener pidiendo restablecimiento de contraseñas e identificándose mediante el código que te llega al celular. Además, cualquier indicación hecha quedará ligada a tu número y tu nombre.

La otra técnica

¿Alguna vez te has cambiado de compañía telefónica, pero conservando tu número? Es muy sencillo. Quizá en exceso. En más de una telefónica, lo único que tienes que hacer es dictar el número que quieres cambiar y ya está. Cuando mucho te venirá un mensaje de confirmación en dicho teléfono; pero no es de sorpresa que esta familia se las ingenie para conseguirlo, especialmente si son cercanos a ti (tu pareja, por ejemplo).

Y ya está. Con eso, tu número quedará en un nuevo SIM con otra compañía.

Por ahora, algunas telefónicas como T-Mobile han comenzado a alertar a sus usuarios. Sin secuestro, es claro que la única forma de detenerlo es que mejoren la seguridad al momento de identificar a los propietarios de una cuerda.

Si notas un mal funcionamiento de tu cuerda o de pronto no puedes hacer o cobrar llamadas, comunícate con tu compañía inmediatamente. 


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales