1494723459_450_1000.jpg

Este vehículo eléctrico ha destrozado el récord a una vuelta del infierno verde de Nürburgring Nordschleife

Otra nueva prueba de que la propulsión eléctrica es competitiva, poco que verdaderamente no nos hace descuido en la vida existente, pero que nos pone en situación con el estado de la tecnología. El transporte chino NIO EP9 ya fue protagonista en Xataka al conseguir el récord de velocidad para un transporte de sus características: autónomo y eléctrico.

Hoy nos levantamos conociendo que el cochecito ha roto uno de los récords clásicos en el mundo del automóvil: una envés al infierno verde de Nürburgring Nordschleife. Ha parado el cronómetro en 6 min 45.900s (seis minutos, 45.900 segundos).

No es su primer intento, en octubre del año pasado colocó al mismo coche en el top 6, un ranking en el que entran todo tipo de vehículos. En ese momento ya era el primer eléctrico en la nómina, que podéis consultar aquí.

Para derrotar el récord de todas las categorías ha tenido que desmontar 20 segundos su propia marca

Ep9 3

El circuito de Nürburgring Nordschleife es conocido por su amplio trayecto en medio de un gran bosque: 20,8 km

En este segundo intento ha rebajado su marca en 19,22 segundos, para colocarse como el primer coche de todo tipo (entran aquellos que son vehículos en producción).

Os recordamos que este monstruo lo consigue gracias a los 1.360cv de potencia que desarrollan los cuatro motores eléctricos, un megavatio de potencia en movimiento.

La velocidad máxima que puede conseguir EP9 es de 313 kilómetros por hora, consiguiendo marcas de celeridad brutales, como la posibilidad de salir a 200km/h en 7,1 segundos.

Ahora mismo el coche anda funcionando en período de prototipo, que casi podemos considerar como final y cómodo – matriculable -, pero la compañía china tiene previsto crear una segunda tirada de diez vehículos: cada uno de ellos cuesta 1,48 millones de dólares.

Ep9 1
Ep9 2
Descarga


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales