1495809226_450_1000.jpg

Este software usa inteligencia artificial para pillarnos si nos distraemos al asistir

Uno de los “peligros” de estudiar desde casa es que la constancia, el esfuerzo y la atención dependen enteramente de nosotros, sin un profesor materializado que pueda darnos un toque si desviamos la inspección o directamente cerramos los luceros. Pero a errata de ello está la tecnología, y este software recurre a la inteligencia químico para determinar si los alumnos están atendiendo o no.

El software en cuestión se pira Nestor y fue presentado en Nueva York en el WCPUN (*World Council People of United Nations), un evento centrado en la innovación tecnológica. La idea es que este software sea una ayuda en todos aquellos cursos online (y no sólo online), de cara a que éstos sean más efectivos reforzando la atención del educando y su implicación más allá de las clases, aunque tiene cierto costado inquietante.

Detectando distracción en clase y en horas extraescolares

A errata de que alguno nos llame la atención o nos asunto una tiza, Nestor funciona a través de la webcam analizando los movimientos de expresión (cara y luceros) para determinar si los estudiantes están o no atendiendo. La parte curiosa (y relativamente divertida) es que, en caso de detectar alguna distracción, Nestor propone cuestionarios sobre lo que se ha explicado en los momentos de meditación, por otra parte de que el profesor podrá retener de las distracciones.

Para Marcel Saucet, fundador de LCA Learning (la empresa que hay detrás de Nestor), de este modo puede mejorarse poco más la enseñanza en este tipo de cursos porque en su opinión no están funcionando tras 25 primaveras de e-learning (en Estados Unidos), según recogen en The Verge. Y de hecho considera que esto podría ir más allá de los cursos online para advenir a las aulas, y que de alguna forma haya notificaciones a tiempo efectivo de las distracciones. Claro que se tendría que tratar de clases en las que se usen ordenadores con una webcam.

Además, Nestor asimismo vigila que el educando tenga unos buenos hábitos de estudio, para lo cual registra las pautas de trabajo más allá de las sesiones de clase. De este modo, según la disponibilidad del educando puede sugerir cuándo realizar sesiones de estudio, pero asimismo puede sugerirle que emplee más horas al estudio si en vez de dedicarse al trabajo de clase el educando emplea las horas en ocio y otras distracciones.

Esto suena poco más invasivo entregado que se tráfico de un rastreo de actividad, y la duda de qué ocurre con tanto vídeo y con los datos recogidos surge instantáneamente. Respecto a esto Saucet aclara que no se almacenarán los vídeos y descarta que haya intención de traicionar los mismos o los datos que recoge el software. Esta información por otra parte estará encriptada y será anónima, según aclara.

A algunos alumnos les calma este software vigilante en septiembre

La idea es asaz curiosa y si la detección (y entendimiento) de las expresiones verdaderamente funciona proporcionadamente, puede ser asaz útil para este tipo de formación. Otro ejemplo que vimos hace unos meses de empleo de este inspección de expresiones por parte de una máquina fue Nadia, un plan de chatbot de ayuda.

No obstante, la idea de introducir AI en la enseñanza no es estrictamente nueva, ya que el pasado año Third Space Learning ya propuso un sistema con AI y estudios químico para mejorar la trabajo del profesor (detectando por ejemplo cuando no se entiende un tema y avisando) o la red social Brainly, que usa algoritmos de AI para personalizar los contenidos para los estudiantes.

Clase 02

Otros casos son Jill, la AI que creó el profesor Ashok Goel para atender las dudas de sus 400 estudiantes online o la WOW Room de la Escuela de negocios IE, que por otra parte de la AI asimismo emplea profesores en holograma y sistemas de inspección emocional, aunque no detallan cómo.

En cuanto a ver a Nestor activo en clases, según han anunciado empezará el próximo curso este mes de septiembre, concretamente en dos de las clases impartidas por la escuela de negocios ESG de París.

En Xataka | Nadia, una “inteligencia emocional” muy “humana”, es un chatbot programado para entender palabras y gestos faciales


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales