Este pulgar adicional impreso en 3D con dos motores puede extender las habilidades de

Con la cambio de la robótica y el perfeccionamiento de técnicas que se han democratizado conveniente como la impresión 3D, la imaginación del ser humano tiene menos límites y todavía sus creaciones. Si se están creando prótesis y exoesqueletos a partir de ellas, ¿por qué no crear una nueva extensión de nuestro cuerpo? Así lo han hecho con un pulgar industrial.

Se alcahuetería de un plan que aúna estas dos áreas con la creatividad en el diseño, de hecho se llevó un premio Helen Hamlyn por la creatividad. El objetivo y la motivación fue la exploración nuevas vías en la relación entre el ser humano y la tecnología de las prótesis, en este caso construyendo una alternativa que puede ampliar las habilidades que un pulgar prensil como el nuestro tiene.

Donde caben cinco, caben seis

Este tercer pulgar (así se fogata el plan, ‘The Third Thumb’) tiene una estructura que imita la natural en su parte prostética, componiéndose de tres piezas impresas en 3D, siendo la principal una flexible dividida en tres partes que es análoga a las tres falanges que componen un pulgar natural. Tanto esta parte como la que integra los motores (en la muñeca) se componen de resina grisáceo, y ese hilo que puede observarse en lo que es el pulgar en sí y que provoca el movimiento de flexión y extensión es un cable Bowden con teflón.

Además de esta parte articulada y de ese par de motores que provocar el movimiento, integra un módulo con Bluetooth para comunicarse con los sensores de presión de los pies, que serán los que origine la tracción para que el pulgar industrial imite el movimiento natural.

¿Por qué los pies? Explica Danielle Clod (la autora) alude a la esforzado conexión que existe de modo natural entre manos y pies y qu interviene en tareas como tocar el piano o conducir. En concreto se alcahuetería de dos sensores que se colocan en los zapatos debajo de los pulgares, y de hecho ya se recurrió a este control para unos brazos robóticos que vimos hace pocas semanas.

Brazo 03

Motores e impresión 3D para exprimir el significado de “prótesis”

Clod alude al significado de la palabra “prótesis” para explicar su motivación, legado que incluye el término “añadir”. De ahí que más allá de sustituir o auxiliar, su propósito ha sido el de idear una extensión, en este caso de lo que podemos hacer con nuestras manos.

Brazo 02

De momento se alcahuetería de una iniciativa específica, pero inmediato a proyectos como esos brazos robóticos que veíamos antiguamente puede suponer un origen para un futuro de estructuras adicionales si estos proyectos siguen floreciendo y hay un interés eficaz y comercial. ¿Os pondríais un articulación, un pulgar u otra parte industrial?

Vía | Microsiervos
Toda la información e imágenes | Dani Clod Design
En Xataka | Esta impresora 3D imprime huesos, cartílagos y músculos que luego pueden ser implantados


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales