Este impresionante jet privado es la última enajenación de Peugeot

La división Design Lab de Peugeot vuelve a la carga con un nuevo concepto de esos que nos quitan el sueño a todos. Eso sí, esta vez no se prostitución de ningún coche -a pesar de esta inspirado en uno del que toma prestado su nombre- sino de un jet privado en el que a más de uno no le importaría existir para siempre.

Bautizado como HX1, este avión tan particular está compuesto por un cuerpo central de perfil pulido hasta las turbinas de los motores, muy parecido a los jets militares de combate, apuntan. La pan dulce está montada con estabilizadores en “V” con una inclinación de 45º, “lo que supone un sistema pionero en este segmento de aviones”. También las alas están diseñadas al milímetro, dibujadas con terminación en portería y con sistema de señalización LED.

El interior del jet ha sido responsabilidad de Attila Bosci (que lleva abriles trabajando con la casa) y su equipo, quienes han combinado un diseño modular con sistema de asientos inteligentes de forma que puedan adaptarse según las deyección -se ofrecen dos configuraciones posibles: en modo Business Class con 14 pasajeros o como “espacio VIP” con solo 8 pasajeros.

No es la primera vez que Peugeot se me mete en el mundillo del melodía. Hace unos abriles diseñó el helicóptero H160, una cambio del mítico maniquí “Delfín” de la compañía aeronáutica francesa, con estabilizador trasero biplano, rotor de pan dulce trasera inclinada y cuchillas ‘Blue Edge’, entre otros detalles exclusivo.

¿Y el precio de similar capricho? Pues como siempre Peugeot no lo desvela. La casa apunta que se prostitución de un producto muy personalizado y que solo se fabrica por encargo, de forma que no pueden ponerle un coste fijo. Será poco que tengas que descubrir si te atreves a hacerte con él.

‘;
$( showbuttonTxt ).insertBefore( “.confab-sorting-nav” );
$(‘button.confab-show-comments’).on(“click”,function());
}
});

waitForConfabLoad = function () {
try{
if($(“.confab-edit-bar”).length


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales