Este hilo de Twitter sobre un hombre solo de vacaciones tiene en tensión a medio internet

Ando de descanso desde hace un par de días, en un hotel cerca de la playa. Iba todo perfectamente hasta que han comenzado a suceder cosas raras.

Con afín presentación comenzó ayer Manuel Bartual, un diseñador de Madrid, una historia en Twitter que a estas horas aún continúa desarrollándose para deleite de muchos (y acongojo de otros). Se negociación de una (ingeniosísima) propuesta más en el interior de esta nueva tendencia o moda que cada vez es más usada por la multitud para contar poco sin que la acotación de los 140 caracteres de la red social les suponga un problema.

Dejando a un flanco a aquellos puristas que se quejan de que Twitter no se inventó para esto -su esencia era (¿o es?) la de los mensajes cortos y breves-, cada vez hay más personas que se animan a contar poco, respondiéndose a sí mismo para crear así una esclavitud de mensajes con los que dar continuidad y cuerpo a lo que tienen que transmitir. Gracias a ello hemos podido percibir multitud de explicaciones sobre teorías, hechos, curiosidades o momentos concretos que quizás de otra forma no hubiéramos trillado nunca. Dentro de esta moda, se encuentra la de contar historias ficticias como la de Manuel (ya acumula más de 24 mil retweets), quien relata en primera persona cómo sus descanso en la costa solo se empiezan a convertir en una experiencia un tanto… extraña.

Manuel Bartual

Durante cientos de tweets, Manuel utiliza con pericia los puntos esencia para enganchar a la multitud: está (perfectamente) escrito en primera persona, cuenta con imágenes reales que dan “veracidad” a lo que relata y se siente que está pasando “en directo“, lo que hace que el divulgado sea más partícipe de la aventura, animándose en muchos casos a comentarle qué harían ellos en su superficie.

No queremos reventarte cero ni spoilearte así que solo vamos a pedir dos cosas: que algún productor lleve esta historia al cine y que le des una oportunidad a esta hilarante aventura de un hombre solo de descanso en la playa. No tiene desperdicio. Créenos.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales