ho6szsevghmfbl9vd90p.jpg

Este globo que se infla en el estómago y estalla a los 4 meses ayudó a perder 15 kilos sin cirugía a 38 pacientes

Globo digestivo. Zack Williamson/WilliamsonVisual

Un estudio presentado en el Congreso Europeo sobre Obesidad mostró que 38 pacientes habían perdido una media de 15,5 kilos posteriormente de 16 semanas. El resultado era el equivalente a aproximadamente de un tercio de su exceso de peso. ¿Cómo? Con un globo gástrico que se infla en el estómago.

Se tráfico de un sistema cuya función es ayudar a las personas obesas a perder grandes cantidades de peso sin exigencia de cirugía invasiva. El mundo se traga como una píldora, pero con un tubo conectado holgado y delgado. El ultrasonido determina el momento en el que el mundo está en el estómago. Luego se llena de agua a través del tubo y este se desprende tirando en dirección a detrás a través de la gaznate. Después de 16 semanas, el mundo estalla en el estómago. En ese momento el agua se libera y el balón en sí se excreta.

¿Diferencias con las operaciones más comunes? La cirugía bariátrica es muy eficaz para resumir el tamaño del estómago, pero la anestésico para determinado que tiene exceso de peso puede ganar a ser un aventura. Además, aquellos que quieran someterse a cirugía además deben someterse a un holgado período de preparación física y psicológica. Por postrero, estamos delante un proceso muy caro.

El mundo digestivo como alternativa para perder peso

Al final de las 16 semanas a los pacientes se les alentó a realizar una dieta mediterránea para tratar de proseguir la pérdida de peso. No hay que olvidar que, a diferencia de la cirugía gástrica, el mundo es una medida temporal.

Los expertos en obesidad recuerdan que el mundo no es un sustituto de la cirugía bariátrica, la cual sí puede ofrecer un cambio de por vida. Para Jason Halford, de la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad:

La tecnología en sí es interesante, pero verdaderamente tienes que pelear con el comportamiento comestible de la parentela antaño de intervenir. Cualquier persona que tenga un tipo de mundo digestivo que restringe el tamaño del estómago tiene que cambiar sus hábitos alimenticios. Hay algunos alimentos que no pueden ingerir fácilmente, como la carne masticable. De hecho, sólo pueden ingerir pequeñas cantidades en una sesión.

Halford explica que, si proporcionadamente la cirugía bariátrica es un cambio permanente en la vida del paciente (sometiéndose a orientaciones psicológicas y de manutención antaño del quirófano), el mundo digestivo podría ser una alternativa o escalón “preliminar” para aquellos que no quieran o no sean adecuados para la cirugía:

Las personas están buscando alternativas. El mundo es para la parentela antaño de ganar al punto donde necesitan cirugía bariátrica. Potencialmente, millones de personas podrían beneficiarse.

Para la doctora Roberta Lenca, de la Universidad Sapienza de Roma, y autora principal del estudio:

Debido a que el mundo no requiere endoscopia, cirugía o anestésico, puede hacer que sea adecuado para una población más ancho de pacientes obesos que no responden a las dietas /y/o tratamientos y sus estilos de vida.

Lenca dice que el mundo presentado (llamado Elipse Balloon) además podrá ser tremendamente útil para médicos (nutricionistas o dietistas) que actualmente no tienen ataque para realizar endoscopias o cirugías invasivas de pérdida de peso. [ECO vía The Guardian]


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales