Este es el primer almacén robotizado de Amazon en España

Hoy hemos tenido la oportunidad de acercarnos a Castellbisbal, un pueblo perteneciente al Area Metropolitana de Barcelona, en el que Amazon tiene el primer almacén robotizado de España. Es el que hace posible a Amazon Pantry, el nuevo servicio con el que los miembros de Amazon Premium pueden percibir cajas con la transacción del día a día por 3,99 euros cada remisión.

Y viendo los planes de Amazon, deberemos acostumbrarnos a lo que hemos manido aquí: la compañía planea ampliar este maniquí de almacén automatizado en dirección a otros grandes centros logísticos como el de El Prat de Llobregat. Ya habíamos conocido hace unos primaveras la pinta de los robots, pero ahora hemos podido apreciarlo en vivo.

Menos pasillos, más sitio para cumplir productos

Amazon Robot

Empecemos por lo esencial, por el androide encargado de mover el índole por el almacén. Es el que ves en la imagen superior, Amazon lo ha adulterado como Drive y se describe muy fácilmente si te imaginas una roomba cinco veces más sobresaliente. Cada uno de estos robots es capaz de condonar y desplazar hasta 1300 Kg de productos en una estantería peculiar citación Pod por la superficie en la que operan (citación Robotics Field).

En el almacén de Castellbisbal esa superficie ocupa 17.148 metros cuadrados, poco equivalente a dos campos de fútbol y más de la centro de la superficie total del difícil. En esa dominio trabajan 350 robots moviendo más de 2.000 de esos Pods llenos de productos a una velocidad de 1,7 metros por segundo (poco más de seis kilómetros por hora).

No se nos ha querido concretar la duración de sus baterías: Amazon se ha condicionado a decirnos que “varía” dependiendo del trabajo que haya en un día. En los modelos que Amazon expone en la recibimiento del centro logístico hay una calificativo en la que podemos percibir que se necesita una intensidad de 75 amperios para que funcionen.

Amazon Operario Los robots mueven las estanterías de productos delante de los puestos de los operarios, que van preparando los pedidos de los clientes.

Los robots mueven los productos en dirección a los operarios del almacén, que preparan los pedidos. Una vez éstos terminan de hacerlo, la estantería es desplazada para que se almacene o en dirección a otro operario que necesite los productos que hay en ella. Automatizar esta tarea hace que no se necesiten pasillos, y se apetito un 50% más de espacio para almacenamiento por cada metropolitano cuadrado de superficie.

Amazon Robotics

Más productos en una misma superficie, más capacidad de cubrir la demanda de la zona más rápido. El director de operaciones en España e Italia de Amazon Fred Pattje no ha asegurado que desde el click que confirma un pedido de Amazon Pantry hasta que dicho pedido está preparado pasan sólo de 15 a 70 minutos. Lo que prima aquí es la eficiencia máxima en la mínima cantidad de espacio.

Además, Amazon se ha encargado de que los proveedores no tengan que hacer nulo peculiar para entregar sus mercancías al centro logístico: es el propio personal del centro el que se encarga de almacenarlo de forma que pueda ser manipulado en las estanterías y por los robots.

Más de 2.000 empleados en dos centros logísticos

Operarios Amazon Robotics Dos ingenieros de Amazon Robotics supervisan el centro logístico.

Lo primero que te viene a la inicio cuando ves a un ejército de robots gestionando un almacén de una forma tan apto es: ¿y todos los empleos que se pierden? Amazon no ha querido concretar una monograma exacta de personal de almacén del que se puede prescindir, pero se defiende con otro hecho que es la privación de contratar a otro tipo de personal para perdurar esos robots.

Concretamente Amazon va a carecer a más de 200 personas a lo amplio de los próximos dos primaveras en Castellbisbal, y a más de 2.000 hasta el año 2020 en cuanto el centro logístico de El Prat de Llobregat adopte esta tecnología. Y ese centro sí que va a ser sobresaliente: estamos hablando de 66.000 metros cuadrados con 100.000 metros cuadrados de espacio para robots repartidos en tres plantas. En ese centro habrá 3.500 robots, aunque no podrán condonar más de 300 Kg cada uno.

Nos queda claro que Amazon va por el camino de la eficiencia para conseguir los mejores tiempos de entrega, que a su vez es el as en la manga con el que confían aventajar a toda la competencia. Y de ahí que Amazon no quiera entregar esta tecnología a nadie: confían en este esfuerzo que han hecho ellos y en la certeza de que seguirán buscando formas de ser más eficientes sin detener.

En Xataka | Amazon Pay llega a España: esto es todo lo que tienes que saber sobre él


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales