Este es Connected Modular 45, el cronómetro modular y androide de Tag Heuer

Después de que más de 56.000 personas compraran el primer cronómetro con Android de Tag Heuer -estamos hablamos del triple de lo que esperaba la marca y de un precio de 1.300 euros-, la marca suiza no podía hacer otra cosa que retornar a intentarlo en el segmento de los relojes inteligentes. Es por ello que hoy tenemos que darle la bienvenida al Connected Modular 45, la segunda colaboración entre la compañía, Intel y Google.


Este wearable “verdaderamente suizo” -ha sido fue montado en las instalaciones que Tag Heuer tiene en la ciudad de La Chaux-de-Fonds, por lo que se califica como un cronómetro “hecho en Suiza”- hace honor a su nombre con la integración de un módulo central al que parece que podremos cambiarle algunos de sus componentes por un reemplazo puramente mecánico (hablamos de un Calibre 5 o del súper premium Heuer 02T Tourbillon) transformándose así en un cronómetro “convencional”. También será posible hacer uso de diferentes correas o hebillas, por ejemplo, ofreciendo así un nivel de personalización casi infinito.

En cuanto a sus cualidades técnicas, bajo su cristal de corindón y su pantalla táctil AMOLED encontrarás un procesador Intel Atom Z34XX, 4 GB de RAM, WiFi, GPS y 4 GB internos de almacenamiento. El equipo viene encima con NFC (para los pagos móviles) y con micrófono, dos prestaciones a las que podrá sacar provecho gracias a su So, Android Wear 2.0.

Gracias precisamente al ecosistema androide, el Connected Modular 45 funcionará ahora todavía con iPhones y podrás tener veterano control sobre las esferas del cronómetro para su personalización (entre otras ventajas, claro). El wearable es encima resistente al agua, pudiendo arribar a profundidades de hasta 50 metros.

Y vamos con los precios, que estarás deseando conocerlos. El Tag Heuer Connected Modular 45 estará a la traspaso por (redoble de tambor) 1.600 1.500 euros (1.650 dólares/1.400 libras) en Europa y EEUU a partir del 15 de marzo. Luego se paseará todavía por los mercados de Hong Kong, Japón, Australia, Malasia y Singapur.

Pronto te contaremos nuestras impresiones (y muchos más detalles) del cronómetro tras probarlo. Si te interesa entender lo que es vestir un smartwatch de 1.500 euros en la muñeca… no te vayas muy acullá.

‘;
$( showbuttonTxt ).insertBefore( “.confab-sorting-nav” );
$(‘button.confab-show-comments’).on(“click”,function());
}
});

waitForConfabLoad = function () {
try{
if($(“.confab-edit-bar”).length


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales