éstas son las claves de su resolución y formato de pantalla

Ya tenemos con nosotros los nuevos Samsung Galaxy S8 y Samsung Galaxy S8+, los dos nuevos smartphones de tonalidad incorporación de este fabricante surcoreano que ha querido sugerir una desafío diferencial en varios apartados, pero sobre todo en uno: la pantalla.

Los nuevos dispositivos de Samsung llegan con pantallas de 5,8 y 6,2 pulgadas respectivamente, y en uno y otro sorprende la relación de aspecto y esa resolución de 2.960 x 1.440 píxeles que es espectacular con antelación, pero que incluso generan dudas. ¿Cómo se verán las aplicaciones, juegos y contenidos de vídeo en este dispositivo? ¿Qué implicaciones tiene esto para los desarrolladores?

Más información en pantalla (casi) siempre bienvenida

Esta es una duda que de hecho no es del todo nueva. Hace unas semanas conocimos en profundidad al LG G6, el terminal franquicia de este fabricante que nos sorprendió a todos con una pantalla en formato sorpresa, 18:9 (o lo que es lo mismo, 2:1) con resolución 2.880 x 1.440 píxeles.

S8 3

En el caso del terminal de Samsung, ese formato es un singular 18.5:9, lo que hace que la pantalla sea poco más alargada y que incluya ese pequeño beneficio adicional que probablemente esté asignado precisamente a esos márgenes curvos del teléfono. De ahí incluso esa pequeña diferencia en la resolución, que en los Galaxy S8 y S8+ es de 2.960 x 1.440 píxeles, 80 píxeles decano en uno de los ejes que la de los G6 que no disponen de pantalla curva.

Como en ese caso, el nuevo formato de pantalla de los Samsung Galaxy S8 y S8+ es espectacular y desde luego muy prometedor: el diseño sin tan pronto como marcos de estos dispositivos hace que esas diagonales “gigantes” puedan alcanzarse sin que el tamaño general del teléfono cambie de forma trascendente. Este formato, no obstante, incluso plantea algunos cambios en nuestra forma de visualizar los contenidos.

Letter-boxing, pillar-boxing y teleobjetivo, inevitables a medio plazo

La pregunta es, claro qué tal se ve todo en estos dispositivos, y si ese formato de pantalla trae algún tipo de desventaja. Tenemos la experiencia previa del citado LG G6, y en el exploración que realizó nuestro compañero Kote Puerto y en la que en primer empleo destacaba que caben dos cuadrados de 1.440 píxeles de flanco en ella, y sobre todo, que es posible disfrutar del mismo contenido panorámico y seguir teniendo los chico de navegación Android (16:9 + controles).

S8 5

Esa lucro de espacio de estos teléfonos permite luego que tengamos más información en pantalla de lo habitual que con los formatos 16:9 tradicionales que se usan en la inmensa mayoría de smartphones del mercado. Es cierto que en algunas aplicaciones, juegos y contenidos se** hará un “letterboxing” o un “pillarboxing” de esos contenidos**, lo que hará que aparezcan bandas negras por encima y debajo o a los lados respectivamente.

Puede que ocurra incluso lo contrario, y para ampliar un contenido de vídeo o coyuntura se retazo levemente lo que vemos de ese vídeo o de ese coyuntura, un sacrificio que tendremos que valorar tanto por un flanco como por otro si esa aplicación, coyuntura o contenido no está pensado para adaptarse a estas nuevas resoluciones y formatos de pantalla.

El escalado de aplicaciones, a la orden del día

Eso irá cambiando a medida que más y más proveedores ofrezcan contenidos adaptados a estos formatos. Tanto Netflix como Amazon Video han revelado que aprovecharán estos formatos en el futuro de forma nativa —ya existen series como ‘House of Cards’ y ‘Stranger Things’ en formato 2:1—, poco que permitirá explotar la calidad, formato y resolución de estas pantallas de forma aún más llamativa.

Escaladoapps La encargo de la escalera de aplicaciones en el LG G6 depende en parte de Android, pero incluso de los desarrolladores, que pueden adaptarlas para que funcionen de forma óptima y aprovechen la resolución de este terminal.

En aplicaciones el rendimiento de la pantalla dependerá de cómo queramos que se muestre en ella: en el LG G6 ya contábamos con un sistema de selección del tamaño de pantalla para cada una de las aplicaciones descargadas en nuestro dispositivo, de modo que estas pudieran usar un modo compatible 16:9, uno más estandar y que usara poco más de pantalla (formato 16.7:9 en el caso del G6 de LG) y por final un modo de pantalla completa (18:9 de nuevo en el caso de LG) para poder disfrutar de la aplicación en toda la pantalla.

S8 6

Es de esperar que en los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+ incluso se implemente un mecanismo similar, y aquí queda clara una cosa. Android hará parte del trabajo a la hora de esquilar aplicaciones que se puedan usar aprovechando toda esa nueva resolución, pero los desarrolladores probablemente deban hacer un pequeño trabajo extra para que sus aplicaciones actuales escalen de forma óptima y no aparezcan artefactos y nociones visuales que perjudiquen la experiencia de adjudicatario.


Source link

deja tu opinion

Seguinos

Tecnoblog en las redes sociales